Jueves 13 de mayo de 2021

El Papa inaugura el año dedicado a la familia

  • 19 de marzo, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Mensaje a los participantes en el encuentro "Nuestro amor cotidiano", con el que se inició hoy, 19 de marzo, el Año dedicado a la familia.
Doná a AICA.org

Hoy, 19 de marzo la Iglesia celebra cinco años de la publicación de la exhortación apostólica Amoris Laetitia sobre la belleza y la alegría del amor familiar. El Papa Francisco inauguró el Año «Familia Amoris Laetitia», que terminará el 26 de junio de 2022, con ocasión del X Encuentro Mundial de las Familias en Roma con el Santo Padre.

Este año especial es una iniciativa del Santo Padre, que se propone llegar a todas las familias del mundo a través de diversas propuestas espirituales, pastorales y culturales que se podrán llevar a cabo en las parroquias, diócesis, universidades, movimientos eclesiales y asociaciones familiares.

Una nueva mirada a la familia
“Es necesaria una nueva mirada a la familia. No basta con reiterar el valor de la Doctrina si no nos convertimos en custodios de la belleza de la familia y si no cuidamos su fragilidad y sus heridas”, expresó el papa Francisco en el mensaje enviado hoy, 19 de marzo, a los participantes en el encuentro en línea “Nuestro amor cotidiano”, (ver noticia en AICA) con el que se abrió oficialmente el Año Amoris Laetitia, promovido por el Dicasterio de los Laicos, la Familia y la Vida, de la diócesis de Roma y el Instituto Pontificio Teológico Juan Pablo II, en el V aniversario de la publicación de la exhortación apostólica.

“Estos dos aspectos son el corazón de toda pastoral familiar: la franqueza del anuncio evangélico y la ternura del acompañamiento”, destacó Francisco en su mensaje.

El Papa indicó que “anunciamos a parejas, cónyuges y familias una palabra que les ayuda a comprender el sentido auténtico de su unión y su amor, signo y imagen del amor trinitario y la alianza entre Cristo y la Iglesia. Es la nueva palabra del Evangelio de la que cada doctrina, incluso la de la familia, puede tomar forma”. 

“Y además, -añade el Papa- esta palabra es exigente y quiere liberar las relaciones humanas de las esclavitudes actuales: la dictadura de las emociones, la exaltación de lo temporal que desalienta los compromisos de por vida, el predominio del individualismo, el miedo al futuro. Ante esto “la Iglesia reafirma a los cónyuges cristianos el valor del matrimonio como un proyecto de Dios, como resultado de su gracia y como un llamado a vivir con totalidad, lealtad y libertad”.

Por otra parte, el Papa expresó que “este anuncio no puede y nunca debe administrarse desde arriba y desde el exterior”. Al contrario, “la Iglesia está encarnada en la realidad histórica”, conociendo de cerca los laberintos diarios de cónyuges y padres, sus problemas, sus sufrimientos.

Así, pidió apoyar a la familia y defenderla de todo lo que pueda poner en riesgo su belleza. “El año dedicado a la familia, que hoy comienza, será un tiempo propicio para llevar adelante la reflexión sobre Amoris laetitia. Y así lo agradezco, sabiendo que el Instituto Juan Pablo II puede contribuir de muchas maneras, en el diálogo con otras instituciones académicas y pastorales, al desarrollo de la atención humana, espiritual y pastoral para apoyar a la familia”. +