Martes 15 de junio de 2021

El Papa a Scouts franceses: sean discípulos sembradores de esperanza

  • 14 de mayo, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Con ocasión del 50° aniversario de su fundación, Francisco alentó a los miembros del grupo Scouts Unitaries de Francia a que ese movimiento sea para los jóvenes una invitación a soñar y a actuar.
Doná a AICA.org

El papa Francisco recibió hoy a los miembros del grupo Scouts Unitaries de Francia, con ocasión del 50° aniversario de su fundación.

“Espero que este Jubileo sea para cada uno de ustedes una oportunidad de renovar sus compromisos, según la herencia recibida de quienes los han precedido, para ayudar a los jóvenes a convertirse en personas libres y responsables, respetuosas con los demás y con su entorno”, expresó.

En su discurso, el Santo Padre manifestó su agradecimiento tanto al Consejo para la Pastoral de la Infancia y la Juventud de la Conferencia Episcopal de Francia como a los responsables de esta iniciativa que reconoce a los jóvenes scouts como protagonistas de la evangelización y de la construcción de la sociedad.

“En la sociedad encontramos con demasiada frecuencia una degradación de las relaciones humanas y una falta de modelos fiables para los jóvenes que buscan formación. Esta situación es aún más precaria por la actual crisis sanitaria, que redujo las posibilidades de reunirse para confraternizar y forjar nuevas amistades. Frente a estas dificultades, el movimiento scout es un signo de aliento para los jóvenes, porque los invita a soñar y a actuar, a tener el valor de mirar al futuro con esperanza”.

El Papa también recordó que el scout, con su voluntad de servir al prójimo, también está llamado a trabajar por una Iglesia más "extrovertida" y por un mundo más humano. “Tienen para ello la noble misión de testimoniar allí donde estén que, con su fe y su compromiso, pueden potenciar la riqueza de las relaciones humanas y hacer de ellas un bien común que ayude a la renovación social”.

El pontífice los instó a ser tanto cristianos dinámicos como scouts fieles. Y lo serán "tratando de ser coherentes con los valores que llevan, teniendo fuertes convicciones basadas en el Evangelio, con un espíritu de apertura a los demás. Entonces sus acciones beneficiarán, de diversas maneras, a la sociedad en la que viven".

El Santo Padre invitó a los scouts franceses a no desanimarse por el egoísmo del mundo, a no encerrarse en ellos mismos, a no ser jóvenes inactivos, sin ideales y sin sueños. “No pierdan nunca de vista que el Señor los llama a todos a llevar sin miedo el anuncio misionero allí donde estén, especialmente entre los jóvenes, en sus barrios, en el deporte, cuando salgan con los amigos, en el voluntariado y en el trabajo. ¡Comparte siempre y en todas partes la alegría del Evangelio que te hace vivir! El Señor quiere que sean sus discípulos y que difundan la luz y la esperanza, porque cuenta con su audacia, valor y entusiasmo”.

Antes de concluir su discurso, Francisco alentó a los jóvenes a hacer del escultismo católico un movimiento de sembradores de esperanza y un redescubrimiento de la vida comunitaria. Además, agradeció a Dios por el testimonio que han dado durante estos cincuenta años al servicio de los hermanos y de la Iglesia, a la que ayudan sobre todo con sus oraciones, por lo que encomendó a los scouts de Francia a la protección maternal de la Virgen María.

“Que Ella dirija su mirada misericordiosa a cada uno de ustedes y los lleve a ser fieles discípulos de su Hijo. Los bendigo a todos, a sus familias y a las personas que los acompañan con su apoyo espiritual y material", concluyó.+