Sábado 22 de junio de 2024

El Papa, a los voluntarios de la JMJ: 'Sean surfistas del amor'

  • 6 de agosto, 2023
  • Lisboa (Portugal) (AICA)
Con ese mensaje, Francisco se despidió de quienes colaboraron con los peregrinos durante la JMJ en Lisboa. "Hicieron días inolvidables sin ruido ni protagonismo", valoró.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco se despidió de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Lisboa con un encuentro dedicado a los cerca de 25.000 voluntarios de 150 países que participaron de ese acontecimiento de fe, que reunió hasta un millón y medio de jóvenes.

Una representación de estos voluntarios, con sus representativas remeras amarillas, acudió al paseo marítimo de Algés para recibir al pontífice.

"Esta es la juventud del Papa", gritaban los voluntarios en español, y exhibían pancartas, banderas y pañuelos con la leyenda "Obrigado, Papa Francisco".

Francisco les agradeció, porque "hicieron días inolvidables sin ruido ni protagonismo, para que todos pudieron estar y cantar juntos, han sido un ejemplo de equipo".

"Los he visto mientras respondían a mil necesidades, a veces con el rostro marcado por el cansancio, otras veces un poco abrumados por las urgencias del momento, pero siempre con una sonrisa y con los ojos luminosos, porque están llenos de amor. Trabajaron duro en la preparación, luego en la acogida y en el servicio a las multitudes que se movían de un encuentro a otro", destacó.

"Hicieron grandes cosas con gestos pequeños, como ofrecer una botella de agua a un desconocido, y esto lo convirtió de inmediato en un amigo, porque era un hermano", agregó.

El Papa explicó que para reordenar las vidas "no sirven las cosas, las distracciones y el dinero: es necesario dilatar el corazón, ensancharlo abriéndolo al amor".

"Como muchos de nosotros sabemos, al norte de Lisboa hay una localidad, Nazaré, donde se pueden admirar olas que llegan hasta treinta metros de altura y son una atracción mundial, especialmente para los surfistas que las desafían", graficó, y añadió: "En estos días, también ustedes han afrontado una verdadera ola; no de agua, sino de jóvenes que han inundado esta ciudad".

"Pero, con la ayuda de Dios, con mucha generosidad y apoyándose mutuamente, ustedes han desafiado esta gran ola", valoró. 

Finalmente, el pontífice los instó a que sigan siendo "surfistas del amor"y "que el servicio de la JMJ sea la primera de muchas olas de bien; serán llevados cada vez más alto, más cerca de Dios, y esto les permitirá ver desde una mejor perspectiva vuestro camino".

"Y ahora, a subirse a la ola", se despidió.+