Jueves 19 de mayo de 2022

El Papa a los jóvenes: "Vietnam aún necesita misioneros"

  • 20 de noviembre, 2019
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Videomensaje del papa Francisco a los jóvenes vietnamitas
Doná a AICA.org

En Vietnam “todavía hay una mayoría que está esperando escuchar el anuncio del Evangelio”, es el mandato misionero que está en el núcleo del videomensaje que el papa Francisco envió hoy a los jóvenes vietnamitas, con ocasión de la Jornada de la Juventud organizada en las diócesis del norte de Vietnam, del 19 al 20 de noviembre, en la Basílica menor de Phú Nhai a Bùi Chu, con el tema: “Vete a tu casa con tu familia” (Mc 5,19)”.



En el mensaje, Francisco resaltó que en la cultura vietnamita, tal como sucede en otras culturas asiáticas, la palabra “casa” envuelve todo lo más querido para el corazón de una persona humana, incluye no sólo la familia, el parentesco, sino también la tierra natal y el país. Donde quiera que vayas, llevas siempre contigo tu "casa".



“De esta ‘casa’ fluye la cultura de ustedes, que expresa las tradiciones familiares, promueve el amor al prójimo, nutre la virtud de honrar a los padres y custodia un respeto extraordinario por los ancianos. "Vete a tu casa" significa, por lo tanto, un camino que los hace regresar a su originalidad y profundizar su patrimonio tradicional y cultural. Son sus tesoros. ¡No los pierdan nunca!”, exhortó el pontífice a los jóvenes vietnamitas.



Francisco también les dijo que como bautizados, son herederos de otra "casa" más grande: la Iglesia: “La Iglesia es una casa, su casa. Han tenido la suerte de nacer en el vientre de una Iglesia heroica, rica en testimonios luminosos”, les dijo el Papa a la vez que los invitó a pensar en los santos mártires vietnamitas, los que “les han transmitido su fe como la herencia más preciosa”.





Misioneros generosos y entusiastas

El Santo Padre les pidió no olvidar que la suya es una Iglesia “nacida de misioneros generosos y entusiastas”, “modelos” que los deben guiar y deben ser “fuente de entusiasmo misionero”.



“No se olviden –dijo a continuación- que siguen siendo una minoría entre su gente. Todavía hay una mayoría que tiene el derecho y está esperando escuchar el anuncio del Evangelio. El mandato de Cristo, por lo tanto, sigue siendo urgente hoy para ustedes. Ahora les toca a ustedes construir una Iglesia-casa joven y alegre, llena de vida y de fraternidad. ¡Que mediante su testimonio los mensajes salvíficos de Dios lleguen al corazón de sus vecinos y compatriotas! ¡Siempre el testimonio nunca el proselitismo!, exhortó.

“¡Que los sostenga el ejemplo del Siervo de Dios, cardenal Van Thuan, un gran testigo de esperanza!”.





Honestidad, responsabilidad y optimismo

A continuación el pontífice les propuso tres características para llevar a cabo su testimonio en este tiempo: “honestidad, responsabilidad y optimismo” y las tres –dijo – deben ir acompañadas “de discernimiento”.



“En una sociedad mundial impulsada por el materialismo, es difícil ser fiel a la identidad y a la fe religiosa sin la capacidad de discernimiento, y esto sucede en todas las ciudades y en todos los países del mundo. Puede ser que la honestidad a menudo cause desventajas. Puede ser que el sentido de responsabilidad traiga inconvenientes y requiera sacrificios. Puede ser que el optimismo parezca extraño ante las corruptas realidades de esta sociedad mundial. Pero estos mismos valores son lo que su sociedad, e incluso su Iglesia, necesita de ustedes” expresó el Papa en su videomensaje, invitándolos “a no tener miedo de hacer resplandecer su hermosa identidad católica”.



Al final del mensaje, el pontífice los exhortó a “amar su casa”, pero también a “amar al pueblo vietnamita” y “amar su país” y confió al Señor a los 39 inmigrantes vietnamitas fallecidos en Inglaterra el mes pasado: “Fue doloroso todos rezamos por ellos”, concluyó el Papa. +