Viernes 3 de diciembre de 2021

El Papa a los franciscanos: "Enfrenten sus retos venciendo la ansiedad y el miedo"

  • 17 de julio, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco los animó a abrir sus corazones y mentes a la renovación, mientras se enfrentan a retos como el descenso del número de religiosos o el envejecimiento de la Orden.
Doná a AICA.org

El papa Francisco envió un mensaje a los participantes del capítulo general de la Orden franciscana que recientemente eligieron a un nuevo ministro general, Fray Massimo Giovanni Fusarelli, y los animó a no dejar que la ansiedad y el miedo les impidan abrir sus corazones y mentes a la renovación, mientras se enfrentan a retos como el descenso del número de religiosos o el envejecimiento de la Orden.

"Vayan al encuentro de los hombres y mujeres que sufren en el cuerpo y en el alma, vayan hacia una creación herida; vayan como hombres de diálogo, buscando construir puentes en lugar de muros y como hombres de paz invitar a la conversión a los que siembran odio, división y violencia", exhortó.

En su mensaje, Francisco le augura a Fray Fusarelli sus mejores deseos, agradeciendo también a su predecesor, el padre Michael Perry.

El pontífice también expresó su cercanía a todas las comunidades franciscanas "dispersas por el mundo", recordándoles su "patrimonio espiritual de inestimable riqueza, enraizado en la vida evangélica y caracterizado por la oración, la fraternidad, la pobreza, la minoridad y la itinerancia".

Para el Papa, éste es precisamente, un punto de fuerza para la Orden en el presente, marcado por los "desafíos del descenso numérico y el envejecimiento", y para el futuro, en la perspectiva de la "renovación".  

El pontífice alentó a los religiosos a salir al encuentro de los más descartados de la sociedad, tal como lo hizo San Francisco: “No olviden que una mirada renovada, capaz de abrirnos al futuro de Dios, la recibimos de nuestra cercanía a los pobres, a las víctimas de la esclavitud moderna, a los refugiados y a los excluidos de este mundo. Son sus maestros. Abrácenlos como lo hizo San Francisco”.

El Papa concluye compartiendo con los hermanos franciscanos una intención de oración especial: “Que el Altísimo, Omnipotente y Buen Señor los haga cada vez más creíbles y alegres testigos del Evangelio; que les conceda llevar una vida sencilla y fraterna; y que los conduzca por los caminos del mundo para sembrar la semilla de la Buena Nueva con fe y esperanza. Rezo por ello y los acompaño con mi bendición”.+