Domingo 25 de febrero de 2024

El Papa, a los carismáticos: '¡Luchemos por la paz!'

  • 4 de noviembre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco pidió un minuto de silencio en oración y un compromiso activo por la paz, durante el encuentro con la asociación internacional de organizaciones carismáticas CHARIS.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco mantuvo un encuentro, este sábado 4 de noviembre, en el Aula Pablo VI del Vaticano, con los miembros de la asociación Charis, el Servicio Internacional de Renovación Carismática. Recordando la realidad actual, marcada por nuevas guerras, el pontífice, al concluir su discurso, invitó a los participantes a orar por la paz en nuestro mundo, tal como lo hicieron en su primera reunión de Charis con él, el 8 de junio de 2019.

El Santo Padre centró su discurso en los carismas, la importancia de los seminarios de vida y la profundización espiritual, al tiempo que dijo a los miembros presentes que están “llamados a ofrecer apoyo y consejo a los pastores, para acompañar a todos los grupos y realidades multiformes que hacen referencia a la Renovación Carismática”.

El Congreso "Llamados, transformados y enviados", organizado en el Aula Pablo VI y que ya va por su tercera y última jornada, es una ocasión para verificar lo que ya se ha vivido con la mirada puesta en el futuro y, por tanto, en los nuevos objetivos, teniendo en cuenta la tarea que hay que llevar a cabo al servicio de toda la Iglesia, sin olvidar al resto de la humanidad, que hoy vive el drama de nuevas guerras. 

¿Cómo marcha el trabajo de Charis?
En su discurso, precedido en el programa de la tarde por el del cardenal Raniero Cantalamessa, asistente eclesiástico de Charis, Francisco entró inmediatamente en el corazón de la reflexión promovida en estos días en Roma, haciendo muchas preguntas: “¿Cómo marcha el trabajo de Charis?, ¿cómo se están desarrollando los servicios locales de comunión?, ¿qué mensajes nos dan?, ¿cuál es el estado de salud de la Renovación Carismática Católica en el mundo?, ¿se está creciendo en madurez eclesial?".

El Papa subrayó que el papel de Charis es mostrar la labor de todas las comunidades de la Renovación, a la que llama "corriente de gracia", "un camino a recorrer en comunión" y observó: "Charis es, por así decirlo, una “ventana” en el vasto y variado mundo de la Renovación Carismática Católica. Las personas que trabajan ahí tienen la gran oportunidad de “asomarse” por esta ventana, y mirar más allá. De superar la propia experiencia local, y reconocer la riqueza que el Espíritu Santo suscita en todas partes; en contextos culturales, sociales y eclesiales muy diferentes del propio".

Y, sobre la estrechez de miras, el Papa añadió de pasada que una monja le dijo una vez que "algunos católicos son como los caballos", llevan anteojeras, y por eso "son incapaces de mirar a un lado o a otro". Y concluyó, suscitando aplausos: "Esta estrechez de miras, gracias a Dios, ustedes la han vencido y luchan contra ella: y eso me gusta".

Multiplicar los "Seminarios de Vida Nueva" para anunciar a Jesús
Francisco citó uno de los objetivos que Charis se había fijado, que es el de extender los llamados "Seminarios de Vida Nueva", momentos de "primer anuncio", para ofrecer al mayor número posible de personas la oportunidad de encontrarse con Jesús y experimentar la Iglesia como lugar acogedor. Y continúa: Así pues, hoy les pregunto: ¿se están ofreciendo estos Seminarios de vida nueva en los distintos contextos eclesiales, aún en aquellos más remotos y pequeños, incluso entre los pobres y en las periferias? Que cada uno dé la respuesta dentro de su propio corazón. Un obstáculo podría ser pensar que estos Seminarios están destinados solo para las grandes estructuras y para los líderes más destacados, cuando en realidad también los pequeños grupos parroquiales y los responsables locales pueden organizarlos y ofrecerlos a las personas de su territorio.

Promover los carismas en la Iglesia
Tras observar que, después de ese "primer anuncio", es necesario acompañar a las personas para que el fuego encendido en ellas no se apague, recomendando así cursos de formación adecuados, el Papa Francisco recordó dos aspectos presentes en los Estatutos de Charis.

El primero es la promoción de la dimensión carismática en la Iglesia: “El servicio que puede prestar Charis es precisamente el de promover los carismas, motivando a que se dispongan en favor de toda la Iglesia. Promover, no controlar los carismas. Y, para ello, para promover el carisma, debemos seguir a Aquél que es un maestro en promover el carisma: el Espíritu Santo. El Espíritu Santo... Piensen en la mañana de Pentecosté:, no se entendía nada, un gran desorden. Pero es Él, Él mismo es quien hace la armonía en esa gran diversidad. Y éste es el Maestro que nos enseña a fomentar los carismas”. 

Favorecer el crecimiento espiritual
El otro aspecto es el fomento del crecimiento espiritual de cada bautizado. Afirma el Papa: “No debe darse por supuesto que, una vez que se ha recibido este bautismo en el Espíritu, ya se es plenamente cristiano. El camino de la santidad es siempre progresivo, en la conversión personal y en el don de sí mismo a Cristo y a los demás, y no solo en el bienestar espiritual individual”.

Promover, no controlar
Francisco reiteró el papel de servicio de Charis a las comunidades de la Renovación y a la Iglesia, y repite que no le corresponde juzgar "quién es auténticamente carismático" y que ésta es "una tentación propia de la Iglesia". Y añadió: "Si alguien me pregunta: 'Pero, deme una señal: ¿qué hace en una persona la verdadera vida de renovación?’ Lo que me viene a la mente es que las personas que viven plenamente la renovación, saben sonreír".

Y esta sonrisa, prosigue, les ayudará a estar vigilantes, "para no entrar en la tentación de los juegos de poder e influencia, rechazando el deseo de sobresalir y de mandar", porque "la verdadera tarea es servir", dando cabida y formando a futuros líderes.

Oración por la paz mundial
A continuación, se detuvo en la tragedia que se está viviendo en Oriente Medio y recordó que el anterior encuentro con Charis coincidió con el quinto aniversario del histórico encuentro en los Jardines Vaticanos entre el entonces presidente de Israel, Shimon Peres, y el presidente de Palestina, Mahmoud Abbas, al que también asistió el patriarca ecuménico Bartolomé I

El Papa concluyó diciendo: “En ocasión de nuestro primer encuentro, en junio del 2019 -han pasado años ya-, hicimos un momento de silencio rezando por la paz, recordando el encuentro en el Vaticano de los presidentes del Estado de Palestina y del Estado de Israel. Hermanos y hermanas, la guerra destruye también la memoria de los pasos dados en favor de la paz, la guerra lo destruye todo. Todo. Y quita humanidad. Por favor, luchemos por la paz. ¡No dejemos que nos roben esta memoria! Ahora, los invito a rezar. 

Clausura el acto el "Concierto por la Paz"
Dieron la bienvenida a la llegada del Papa el moderador de Charis, Pino Scafuro, y el director de la orquesta sinfónica juvenil, que ofreció un "Concierto por la Paz" al final del acto. 

La orquesta está compuesta por chicos de entornos muy desfavorecidos de los suburbios de Recife (Brasil). La fundación Criança Cidadã los ayuda y les ofrece oportunidades de escolarización y formación musical de alta calidad. Para este acontecimiento, además de jóvenes brasileños, la orquesta cuenta con jóvenes músicos de Rusia, Ucrania e Italia, en señal de paz.+