Sábado 26 de noviembre de 2022

El Papa a los artistas: El mundo, más que nunca, necesita belleza

  • 17 de febrero, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"La belleza es capaz de crear comunión porque une a Dios, al hombre y a la creación en una sola sinfonía", dijo Francisco a los miembros de la Diaconía de la Belleza a los que recibió en el Vaticano.
Doná a AICA.org

El Santo Padre Francisco recibió esta mañana a los miembros de la Diaconía de la Belleza (Diaconie de la Beauté), movimiento nacido en 2012, a raíz del Sínodo de la Nueva Evangelización que reúne a músicos, poetas, pintores, arquitectos, cineastas, escultores, actores y bailarines. 

En un contexto como el actual, en el que “la pérdida y la tristeza a veces parecen imponerse”, el camino de la belleza nos hace ir más allá. Es un camino para ir al Señor”, les dijo el pontífice a los artistas.

El Papa recordó que las Sagradas Escrituras nos hablan mucho de la belleza del universo y de todo lo que contiene: “nos recuerdan también que cada uno de nosotros está naturalmente llamado a ser artífice y custodio de esta belleza”. 

“La obra artística completa, en cierto sentido, la belleza de la creación y, cuando está inspirada en la fe, revela más claramente a los hombres el amor divino que está en su origen”. El pontífice se detiene luego en los lenguajes que trascienden el tiempo y el espacio.

El Papa destacó que una peculiaridad del artista es que no está limitado por el tiempo, pues su arte habla de todas las épocas. El artista no está limitado ni siquiera por el espacio, porque la belleza puede tocar lo universal en cada uno -especialmente la sed de Dios- superando las fronteras de los idiomas y las culturas. Si es auténtica, el artista es capaz de hablar de Dios mejor que nadie, de hacer percibir su belleza y bondad, de llegar al corazón humano y hacer resplandecer en él la verdad y la bondad del Resucitado.

Francisco también los invitó a releer con atención la "Carta a los artistas" de San Juan Pablo II: "para transmitir el mensaje que Cristo le confió, leemos en este documento que la Iglesia necesita del arte". “Debe, en efecto, hacer perceptible y, más aún, en la medida de lo posible el mundo del espíritu, de lo invisible, de Dios, por lo tanto debe trasladar a fórmulas significativas lo que es en sí mismo inefable. Ahora bien, el arte tiene su propia capacidad de captar uno u otro aspecto del mensaje traduciéndolo en colores, formas, sonidos que apoyan la intuición de quien mira o escucha”.

“Los exhorto, por tanto, en el cultivo de su arte, a hablar a los hombres y mujeres de nuestro tiempo, preocupándonos siempre de que haya una cierta comprensión de parte de ellos, porque un arte incomprensible y hermético fracasa en su propósito. Intenta tocar lo mejor que hay en ellos”, les dijo el Santo Padre.

“La Iglesia, añadió, cuenta hoy con ustedes para ayudar a los hermanos y hermanas a tener un corazón sensible y compasivo, una mirada renovada de amor sobre el mundo y sobre los demás”.

“La belleza, concluyó Francisco, es siempre “fuente de alegría, que nos pone en contacto con la bondad divina. Si hay belleza es porque Dios es bueno y nos la da. Y esto nos da alegría, nos tranquiliza, nos hace bien. El contacto con “la belleza siempre nos levanta, la belleza nos hace ir más allá. Los animo, una vez más, a continuar su servicio con amor y competencia, porque el mundo necesita de la belleza, más que nunca”.+