Miércoles 5 de octubre de 2022

El Papa a la Unesco: "Trabajemos juntos por una alianza que genere paz y justicia"

  • 9 de septiembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En un mensaje a su directora general, Francisco recuerda que "educar es siempre un acto de esperanza que invita a transformar la lógica estéril y paralizante de la indiferencia".
Doná a AICA.org

Con ocasión del Día Internacional de la Alfabetización 2022, el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, envió un mensaje en nombre del papa Francisco a Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, en el que el pontífice recuerda que "educar es siempre un acto de esperanza que invita a transformar la lógica estéril y paralizante de la indiferencia en una lógica capaz de acoger nuestra pertenencia común".

En la misiva, el Papa desea "todo el éxito a las reflexiones y trabajos de esta jornada, para que den buenos frutos para una transformación efectiva y duradera de los espacios de aprendizaje de la alfabetización".

El mundo "está en continua transformación", observa el secretario de Estado del Vaticano, no sólo desde el punto de vista cultural, sino también antropológico, y todo cambio debe ir acompañado de un proceso educativo. "Por eso es necesario construir una 'aldea educativa' donde compartamos, en la diversidad, el compromiso de crear una red de relaciones humanas y abiertas", agrega.

El cardenal Parolin se refiere a la necesidad expresada por el Papa de "sellar un pacto que dé alma a los procesos educativos formales e informales, que no pueden prescindir del hecho de que todo en el mundo está íntimamente ligado y que es necesario encontrar, según una sana antropología, otras formas de entender la economía, la política, el crecimiento y el progreso".

Como ya había hecho el papa Juan Pablo II el 2 de junio de 1980, dirigiéndose a la Unesco, el cardenal vaticano recordó la petición de Francisco de "una educación y una alfabetización cuyo objetivo principal sea la construcción de un mundo a escala humana", cuyas aspiraciones materiales y espirituales deben ser consideradas, y que debe verse "en su relación con los demás, con la comunidad, con la naturaleza y con el medio ambiente". Se trata de pensar juntos en una educación que tenga en cuenta todos los componentes de la persona, la relación entre generaciones, entre familias y sociedad. 

"Una alianza – se lee en el mensaje – entre los habitantes de la Tierra y la 'casa común' que debemos salvaguardar y respetar. Una alianza que genere paz, justicia y aceptación entre todos los pueblos de la familia humana, así como diálogo entre religiones".

En el mensaje, el secretario de Estado subraya que para el Papa la educación "es siempre un acto de esperanza que invita a compartir y a transformar la lógica estéril y paralizante de la indiferencia en una lógica capaz de acoger nuestra pertenencia común". Si no se adoptara este objetivo, los espacios de educación correrían el riesgo de faltar a la cita con la historia. No hay que subestimar, prosigue el cardenal Parolin, la situación laboral en la que desarrollan su trabajo muchos profesores y educadores en el mundo; de hecho, a menudo son "situaciones precarias" que frenan sobre todo a los jóvenes que quieren dedicarse a la enseñanza.

El mensaje papal concluye con la esperanza de que los esfuerzos que se están realizando para transformar el enfoque educativo "puedan contribuir a la construcción de una civilización de armonía, unidad, solidaridad, fraternidad y paz duradera".+