Viernes 23 de febrero de 2024

El obispo de Gregorio de Laferrere creó la Vicaría Pastoral Misionera

  • 4 de diciembre, 2023
  • Gregorio de Laferrere (Buenos Aires) (AICA)
Mons. Jorge Torres Carbonell designó vicario al presbítero Guillermo Torre y tendrá la misión de salir a las periferias diocesanas y apuntalar el crecimiento de los Hogares de Cristo.
Doná a AICA.org

El obispo de Gregorio de Laferrere, monseñor Jorge Torres Carbonell, creó la Vicaría Pastoral Misionera, para seguir creciendo en ser una Iglesia en salida que va a las periferias y para apuntalar el crecimiento de los Hogares de Cristo, donde jóvenes se recuperan del uso problemática de drogas y se recibe “la vida como viene”.

El objetivo para atender este gran ámbito de prevención y ayudar a las parroquias, en muchos casos extensas.

La Vicaría Pastoral Misionera tendrá la tarea de articular salidas, encuentros y celebraciones. Tanto en los barrios más periféricos como en la “zona de transbordo del km 29, en la intersección de las rutas provincial 21 y nacional 3, por donde pasan numerosas líneas de colectivos y el tren Belgrano. 

Frente a ese lugar está la capilla de la Virgen Dolorosa, a cargo de la Congregación de las Hermanas enfermeras de la Virgen Dolorosa, fundada por la madre Juanita Franchi.

Monseñor Torres Carbonell designó vicario de Pastoral Misionera al presbítero Guillermo Pablo Torre, quien como tal pasó a formar parte del Consejo Presbiteral.

Diócesis extensa
La diócesis de Gregorio de Laferrere está ubicada en el partido de La Matanza, al oeste de la avenida Cristiania e incluye el partido bonaerense de Cañuelas. En La Matanza abarca las comunidades de Rafael Castillo, Isidro Casanova, Laferrere, González Catán y Virrey del Pino.

Esta jurisdicción eclesiástica  fue creada el 25 de noviembre de 2000 y en estos 23 años de vida ha crecido y sigue creciendo con muchas familias que se incorporan a los barrios. A raíz de esta situación las parroquias tienen una demanda cada vez mayor para la atención pastoral y también de urgencias sociales. 

Las personas, que vinieron de las provincias o de países limítrofes, trajeron sus devociones y con naturalidad, levantaron ermitas o fueron solicitando una capilla.

“Desde hace varios años, antes de ser diócesis, hubo misiones saliendo al encuentro del pueblo, celebrando los sacramentos, asumiendo los ritmos de la vida propios, que salen muy temprano a la Ciudad de Buenos Aires y tantas otras zonas para trabajar o conseguir el trabajo”, describen desde la diócesis.

“Hay aquí un aprendizaje, el asumir la realidad de la vida para la que Dios tiene reservada su gracia. O sea, que nos incorporamos a ese Plan Pastoral de Dios que invita a esa actitud sinodal de encuentro, escucha y celebración de su amor que acompaña la vida como viene”, agregan.

Asimismo, destacan que se avanzado con la atención de las zonas más periféricas a través de carpas misioneras, para ir –explican- “al encuentro del pueblo que peregrina en lo cotidiano y celebrar en espacios abiertos”.

“Hay otra demanda para otra atención, porque las heridas que va dejando el consumo de droga generaron entre nosotros el crecimiento de los Hogares de Cristo, para ayudar en la recuperación; pero también como tarea de prevención, los clubes barriales. Necesariamente se fortaleció la Pastoral de adicciones para coordinar todas estas actividades”, subrayan para fundamentar la creación de la Vicaría Pastoral Misionera.

Más información, en Facebook Obispado Gregorio de Laferrere.+