Lunes 15 de agosto de 2022

La diplomacia vaticana mantiene viva la esperanza de una negociación en Ucrania

  • 20 de julio, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El arzobispo Paul Richard Gallagher, secretario para las Relaciones con los Estados, afirmó en una entrevista que "El Papa quiere y siente que tiene que ir a Ucrania".
Doná a AICA.org

"Una guerra de desgaste" contra la que "corresponde a la comunidad internacional mantener viva la esperanza de un diálogo, de una negociación", así definió el conflicto en curso en Ucrania, el arzobispo Paul Richard Gallagher, secretario para las Relaciones con los Estados y Organismos Internacionales. 

En una entrevista con Gerard O'Connell, corresponsal en el Vaticano de la revista jesuita "América", el prelado recordó su visita a Ucrania el pasado mayo: "Aprendí la resiliencia de la gente, su determinación, su coraje, pero también aprendí a saber el grado de sufrimiento que hay”. Destacó la “gran pérdida de vidas humanas” y el temor de que la guerra continúe.

Por eso, “sin ignorar la violencia y el conflicto”, el arzobispo Gallagher subrayó el papel de la Santa Sede en el llamado a la negociación y a la “restauración de la paz”. 

Por parte de Rusia, añadió, “no hubo una invitación explícita a la Santa Sede para mediar”; sin embargo, se mantienen contactos entre ambos Estados, "en cierta medida, a través del nuncio apostólico en Moscú". “La posición de la Santa Sede fue apreciada -subrayó monseñor Gallagher- pero no fue más allá”, al igual que no hubo una invitación explícita al Papa para ir a Moscú.

El arzobispo recordó luego “el apoyo de la Santa Sede a la soberanía y la integridad de Ucrania”, reiterando que “a los ucranianos corresponde negociar con los demás, en particular con los rusos”. De este principio se deriva el hecho de que la Santa Sede no reconocería "ninguna declaración unilateral de independencia" por ejemplo de las regiones de Donetsk y Luhansk.

El viaje del Papa
En cuanto a la esperanza de que el Papa pueda ir a Kiev en agosto, monseñor Gallagher subrayó que el pontífice "avanzó mucho en su movilidad", dificultada en los últimos tiempos a causa de la gonartrosis. Sin embargo, ya se está trabajando en el viaje a Canadá, previsto del 24 al 30 de julio, por lo que quizás el tema se considere "seriamente" el próximo mes. 

En cualquier caso, el papa Francisco "quiere y siente que debe ir a Ucrania", a pesar de que no hay ninguna invitación de Moscú. Ambas cosas no están conectadas", concluyó el representante del Vaticano. "Pero creo que la principal prioridad del Papa en este momento es ir a Ucrania y encontrarse con las autoridades locales, el pueblo y la Iglesia católica”.+