Sábado 12 de junio de 2021

El flagelo de las drogas, eje de reflexión en la Misa de la Esperanza

  • 19 de noviembre, 2014
  • Quilmes (Buenos Aires)
El próximo sábado 22 de noviembre, a las 19, el obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, presidirá la XIX Misa de la Esperanza. Como es tradicional, la Eucaristía se celebrará en el Cruce Varela, el centro geográfico de la diócesis, en la que confluyen los tres partidos que la componen: Berazategui, Florencio Varela y Quilmes. El lema de ese año será «Que la droga no nos robe la esperanza», y según explicaron la intención principal será por "todas aquellas personas que tanto de manera directa como indirectamente, sufren a causa de la adicción a las drogas y del flagelo del narcotráfico".
Doná a AICA.org
El próximo sábado 22 de noviembre, a las 19, el obispo de Quilmes, monseñor Carlos José Tissera, presidirá la XIX Misa de la Esperanza.

Como es tradicional, la Eucaristía se celebrará en el Cruce Varela, el centro geográfico de la diócesis, en la que confluyen los tres partidos que la componen: Berazategui, Florencio Varela y Quilmes.

El lema de ese año será «Que la droga no nos robe la esperanza», y según explicaron la intención principal será por "todas aquellas personas que tanto de manera directa como indirectamente, sufren a causa de la adicción a las drogas y del flagelo del narcotráfico".

La Misa de la Esperanza es una celebración que se lleva a cabo en la diócesis de Quilmes desde 1996. La situación política y social del país de aquellos tiempos ?con los altísimos índices de desocupación, la congoja de la gente y la falta de horizontes? motivaron esta Eucaristía.

Por eso, en aquel año, el entonces obispo quilmeño, monseñor Jorge Novak, invitó a proclamar la esperanza cristiana en un día que luego quedó como fecha fija: la fiesta de Cristo Rey. "Así, cada año se trata de afirmar concretamente la presencia del Reino de Dios en la vida de este pueblo diocesano, con su opción preferencial por los más pobres y necesitados, y su incondicional amor misionero", se destaca en la convocatoria la Secretaría de Comunicación del obispado de Quilmes.

"Desde 2002, con monseñor Luis Stöckler como padre obispo de Quilmes, la Misa de la Esperanza se profundizó como celebración donde el Pueblo de Dios alaba a su Señor, y considera junto con su obispo, los grandes principios del magisterio social de la Iglesia para entender y afrontar cristianamente las distintas situaciones de la realidad en donde la vida de la gente se ve amenazada", subrayó.

Informes: www.obisquil.org.ar .+