Martes 4 de octubre de 2022

El equipo vaticano participará por primera vez en los mundiales de ciclismo

  • 22 de septiembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Este domingo se llevará a cabo la carrera en el Campeonato Mundial de Ciclismo en Ruta en Australia. Athletica Vaticana, el equipo vaticano también participará por primera vez.
Doná a AICA.org

“Es un honor para mí”, expresó el holandés Rien Schuurhuis que representará los colores del Vaticano en el Campeonato Mundial de Ciclismo previsto para el 25 de septiembre en Australia. 

“Desde que llegué a Roma en 2020, cuenta Schuurhuis en una entrevista con L’Osservatore Romano, me atrajeron de inmediato los valores y el espíritu comunitario de Athletica Vaticana. La atención del papa Francisco al deporte como vehículo de encuentro está en profunda sintonía con mi experiencia de vida. El lenguaje del deporte es verdaderamente universal”, expresó el ciclista. 

“En el espíritu de la encíclica de Francisco Fratelli tutti, representar a Athletica Vaticana el 25 de septiembre en Australia en el debut en el Campeonato Mundial de Ruta de la Unión Ciclista Internacional es un gran honor para mí. Ha habido un gran esfuerzo de equipo para llegar a este punto y no veo la hora de traer ese espíritu de equipo a la carrera”.

“El deporte tiene el poder de empujarnos a cada uno de nosotros a dar lo mejor de nosotros mismos, uniendo generosidad, sacrificio y humildad. Nosotros, en Athletica Vaticana, estamos listos para llevar estos valores a los Campeonatos del Mundo y animar a todos los atletas a ser "embajadores" del deporte como vehículo de inclusión, fraternidad y paz, en palabras del papa Francisco”.

El ciclista holandés confesó que para la Copa del Mundo se entrenó lo mejor posible. “Con mi familia vivo en el centro histórico de Roma y, cada vez, mi entrenamiento comienza con un calentamiento en una de las calles más transitadas. Debo admitir que es uno de los rasgos más divertidos de mi entrenamiento, también por los reflejos para ponerme en la cancha en medio del tráfico. Luego, después de salir de Roma, pedaleo alrededor del lago Bracciano y el lago Albano. También llevo regularmente a mis dos hijos a dar un paseo en bicicleta por las calles empedradas del centro. Entre peatones, coches y motos. Es una excelente manera de enseñarles sobre la conciencia del espacio y el manejo de bicicletas”.

Schuurhuis dijo que “desde que tengo memoria, nací en Groningen, Países Bajos, el 12 de agosto de 1982, el ciclismo siempre fue parte de mi vida. En mi tierra, la bicicleta es parte de la vida cotidiana. Fuimos al trabajo, a la escuela, al supermercado y a la iglesia. Mi primer dinero lo gasté en una bicicleta. No sé exactamente cuándo nació el amor por el ciclismo como deporte, pero creo que siempre estuvo presente en mi corazón. 

“A lo largo de los años, continúo Rien, el ciclismo ha sido la base de muchas de mis amistades, con personas de diferentes orígenes, educación y cultura. El deporte trasciende la edad -el mayor de mis amigos ciclistas puede ser el abuelo de mi amigo ciclista más joven- el lenguaje y las creencias. Estas amistades ciclistas me ayudaron a sumergirme en los lugares que he vivido y visitado. Me ayudaron a entender diferentes culturas y a crecer como persona. El ciclismo me enseñó a dar lo mejor de mí”.+