Viernes 23 de abril de 2021

El dinero de la venta del Lamborghini papal apoyará a los cristianos en Irak

  • 3 de marzo, 2021
  • Roma (Italia) (AICA)
El dinero obtenido del automóvil Lamborghini vendido en subasta, que Francisco recibió como regalo en noviembre de 2017, respaldó dos proyectos de ayuda a los cristianos en Irak.
Doná a AICA.org

Alessandro Monteduro, jefe de la sección italiana de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), anunció que un salón para reuniones comunitarias y un jardín de infantes en Bashiqa en la llanura de Nínive fueron reconstruidos gracias a los 200.000 euros recibidos del Papa, en gran parte obtenidos de la venta en subasta del auto Lamborghini, que Francisco recibió como regalo en noviembre de 2017. 

Durante su visita a Irak prevista para lis días 5 al 8 de marzo, el Santo Padre también visitará esta región.

El salón de la comunidad católica siria en Bashiqa fue completamente destruido por terroristas del Estado Islámico. Debido a la pandemia de coronavirus, la instalación, que albergará aproximadamente a 70 niños, aún no puede comenzar a operar.

En noviembre de 2017, el fabricante italiano de automóviles Lamborghini presentó al Papa un Huracan RWD Coupé de 580 CV, que el pontífice firmó en el capó del radiador durante la entrega. 

Luego puso el vehículo a subasta en Sotheby's de Mónaco. Por primera vez, se subastó un Lamborghini por casi 715 mil euros. Por razones desconocidas, la venta no se realizó después de la subasta de mayo de 2018. Al final, el propietario del automóvil resultó ser un ciudadano checo que ganó en una lotería organizada por una de las organizaciones benéficas estadounidenses. 

En septiembre de 2019, el Papa recibió 900.000 euros de la venta del vehículo.

Según información del Vaticano, el Santo Padre destinó 200 mil euros de la suma obtenida para un seminario y una escuela primaria en Haití, dañada por el terremoto de 2010. 

Otros 300 mil euros fueron destinados a la comunidad del papa Juan XXIII, que se ocupa de las víctimas de la prostitución y la trata de mujeres. 200 mil se donaron a Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) y 160 mil -propuesto por las organizaciones de fabricantes de automóviles "Amici Centrafrica" (Amigos de África Central) y GICAM, una organización internacional de cirujanos de mano, que atiende a personas con lesiones congénitas, lesiones, quemaduras y lesiones sufridas como resultado de desastres naturales y conflictos armados. +