Lunes 24 de enero de 2022

El cuerpo de Carlo Acutis está expuesto para su veneración en Asís

  • 2 de octubre, 2020
  • Asis (Italia) (AICA)
Comenzó la novena de preparación para la beatificación de Carlo Acutis y su cuerpo fue expuesto para su veneración en el santuario del Despojo de Asís, Italia.
Doná a AICA.org

El cuerpo de Carlo Acutis, conocido como el ciberapóstol de la Eucaristía, está desde ayer exhibido en el santuario del Despojo, de Asís, Italia, para su veneración. De este modo, comenzó la novena de preparación para su beatificación, que será el sábado 10 de octubre en la misma ciudad. 

El obispo de Asís, monseñor Doménico Sorrentino, durante la misa, expresó: “Hoy Carlo vuelve de alguna manera visible, la belleza de su presencia entre los ángeles y los santos. Carlo nos ayuda a seguir sus pasos para convertirnos a Jesús”. Y agregó que “con el corazón de Carlo, que ardía por la Eucaristía, queremos abrir nuestro corazón a la gracia del Señor”. 

Los restos del joven pueden verse vestidos con jean y camiseta, y con un rosario en las manos. La tumba permanecerá abierta hasta el sábado 17 de octubre.

El 23 de enero de 2019 los restos mortales de Carlo Acutis, que se encontraban en el cementerio de Asís, fueron exhumados en virtud de las leyes canónicas. El 5 de abril fueron trasladados a la basílica de San Francisco de Asís, en donde fue sepultado.

El rector del santuario del Despojo, padre Carlos Acácio Gonçalves Ferreira OFMConv, explicó que el cuerpo de Acutis “se encuentra en un estado muy íntegro, no intacto, pero íntegro. Conserva todos los órganos”. E indicó que “se han hecho trabajos sobre el rostro, y es bonito que por primera vez en la historia se podrá ver a un santo vestido con pantalones jeans, zapatillas de deporte y sudadera. Eso es un gran mensaje”.

Su corazón se conserva como reliquia. Una custodia en la basílica de San Francisco de Asís contiene el corazón de Carlo Acutis. “Queríamos donar sus órganos -dijo su madre- pero no fue posible, nos dijeron que estaban comprometidos por la enfermedad. Sin embargo y en una bella paradoja, el corazón quedó perfecto y estará en una custodia en la basílica papal de San Francisco de Asís”.

El joven, que falleció a los 15 años de una leucemia en 2006, fue declarado por el papa Francisco como venerable el 5 de julio de 2018, con un decreto a través del cual se reconoce que vivió de manera heroica o sobresaliente las virtudes teologales de fe, esperanza y caridad.+