Sábado 29 de enero de 2022

El cardenal Tong pide el fin de las demoliciones de cruces en China

  • 13 de agosto, 2015
  • Hong Kong (China) (AICA)
El cardenal John Tong, arzobispo de Hong Kong, China, difundió hoy un pedido urgente contra la demolición de las cruces en la provincia de Zhejiang, que afectó a más de mil iglesias, entre católicas y protestantes. En el pedido, el purpurado pide al gobierno chino que frene tales "acciones ilegales", también porque muchas cruces y edificios fueron edificados con todos los permisos del gobierno.
Doná a AICA.org
El cardenal John Tong, arzobispo de Hong Kong, China, difundió hoy un pedido urgente contra la demolición de las cruces en la provincia de Zhejiang, que afectó a más de mil iglesias, entre iglesias católicas y protestantes. El purpurado pide al gobierno chino que frene tales "acciones ilegales", también porque muchas cruces y edificios fueron edificados con todos los permisos del gobierno.

La campaña contra las cruces y los edificios cristianos, señala una nota de AsiaNews, fue iniciada a principios del año 2014, desde cuando Xia Baolong, secretario del Partido de Zhejiang notó que mirando el skyline de Wenzhou (Zhejiang), una de las metrópolis de la provincia, se veían "demasiadas cruces". Los fieles sospechan que el verdadero motivo es el de reducir el impacto y la influencia de las comunidades cristianas, oficiales y clandestinas, en la sociedad china, que asiste a un incremento vertiginoso de conversiones.

La campaña está suscitando mucha resistencia entre fieles, sacerdotes, obispos y pastores protestantes que usan cartas abiertas, redes sociales y manifestaciones para expresar su disenso sobre las evidentes injusticias. Algunos fieles y sacerdotes fueron arrestados.

Mientras la campaña contra la destrucción de las cruces se está difundiendo también en el extranjero, el cardenal Tong pide a los fieles de Hong Kong que recen y ayunen para pedir la libertad religiosa en China, compartiendo "los sufrimientos de los hermanos y hermanas de Zhejiang". Similar pedido hicieron el obispo de Wenzhou, monseñor Vincent Zhu Weifang y sus sacerdotes, proponiendo a sus fieles rosarios y ayunos para la protección de la fe y de las cruces.

Texto de la carta del cardenal Tong
"La cruz es el signo más representativo de la fe cristiana. Como cristianos, debemos seguir a Cristo. Esto implica llevar juntos la cruz junto a Jesucristo.

En los últimos dos años, las cruces erigidas en más de mil iglesias, protestantes o católicas, en la provincia de Zhejiang fueron demolidas por la fuerza. Entre las demolidas están comprendidas también aquellas que fueron construidas con todos los permisos legales. En algunos de esos incidentes, miembros del clero y de las comunidades, mientras defendían en manera legal su propia fe, fueron encarcelados, causando muchas tensiones en las parroquias locales.

Tales incidentes han causado mucha ansiedad entre los cristianos, locales y en el extranjero, en referencia a la política del gobierno respecto a la libertad religiosa.

Con profunda sinceridad y urgencia, deseo expresar el siguiente pedido:


*Que el gobierno central y las autoridades competentes junto con las autoridades provinciales de Zhejiang inicien una investigación sobre lo que ha sucedido; que todas las acciones ilegales de destrucción de las cruces sean frenadas; que todas las partes implicadas apoyen el principio de la "supremacía de la Constitución, del estado de derecho, del gobierno del país según la ley".
*Que todos los católicos de Hong Kong elijan una forma de penitencia, como el ayuno o la abstinencia y que recen en modo especial por la libertad religiosa, la dignidad de la fe y compartan los sufrimientos de sus hermanos y hermanas de Zhejiang.


En salvaguardia de la fe y la protección de la Cruz
Tras el "llamado urgente" del cardenal Tong, se celebrará mañana, 14 de agosto, víspera de la festividad de la Asunción de María, una misa, en la Iglesia de San Andrés, presidida por el cardenal Joseph Zen. A la misa seguirá un día de ayuno, organizado por la comisión diocesana de Justicia y Paz y el Grupo de Asuntos Sociales de la parroquia de San Andrés.

Mientras tanto, ayer un grupo de protestantes y católicos se manifestaron frente a la "Liaison Office", la sede oficial de Pekin en el territorio, para expresar su oposición a la demolición forzada de cruces en la provincia de Zhejiang. Una declaración lanzada entre los grupos cristianos recogió 1.740 firmas hasta ahora. La declaración defiende la libertad religiosa en China y pide detener la destrucción de los cruces.+