Lunes 20 de mayo de 2024

En Cosquín, el Card. Rossi animó a 'celebrar todo lo lindo que Dios nos ha dado'

  • 25 de enero, 2024
  • Cosquín (Córdoba) (AICA)
Durante la 64º edición del Festival, el arzobispo de Córdoba bendijo a los presentes y celebró ese "encuentro de hermanos". "Cosquín es símbolo de fiesta: fiesta del pueblo, fiesta de familia", afirmó
Doná a AICA.org

La 64ª edición del Festival de Cosquín comenzó con la bendición del arzobispo de Córdoba, cardenal Ángel Rossi SJ, quien señaló que “Cosquín es símbolo de fiesta: fiesta del pueblo, fiesta de familia”.

Sobre el escenario Atahualpa Yupanqui de la plaza Próspero Molina, el purpurado cordobés invitó a los presentes a celebrar, “porque la fiesta es la sabiduría de hacer un paréntesis en la lucha de cada día y celebrar todo lo lindo que Dios nos ha dado”.

Parado junto al párroco de Cosquín, presbítero Carlos Joaquín, celebró “ese encuentro de hermanos, encuentro gratuito, sin segundas intenciones, encuentro de todos los rincones de la patria, de todas las condiciones sociales, de todas las creencias religiosas”.

“La fiesta es la capacidad de sacar del corazón lo mejor de sí, de saber reírse sanamente de la vida; la fiesta es una mesa tendida donde siempre hay sitio para uno más, donde se comparte lo que hay -poco o mucho-, es hacer memoria ayudados por el canto y el baile y dejar que pasen por nuestro corazón rostros, risas, recuerdos, las memorias de familia”, enumeró.

Además, destacó que “la fiesta nos mueve al gozo y nos da fuerza y alegría para seguir con ánimo, poniéndole el pecho a lo cotidiano con la mirada alta, sabiendo que no estamos solos”.

En ese sentido, sostuvo que “Dios no nos va a desamparar, que la Virgen nuestra madre nos cobijará bajo su manto, que nuestro curita Brochero nos acompañará en los senderos intrincados de la vida”.

“Les doy la bendición y les pido que a través de ustedes se la hagan llegar a su gente, especialmente a nuestros abuelos, los ancianos, a nuestros enfermitos, a nuestros niños, a los que hubieran querido estar aquí y no pueden hacerlo”, pidió el arzobispo de Córdoba al impartir la bendición.

A continuación, el padre Joaquín invitó a los presentes a ponerse de pie para rezar el Padrenuestro. “Que empiece la fiesta y que Dios lo bendiga”, concluyó.+