Jueves 29 de septiembre de 2022

El cardenal Poli destaca las figuras de los nuevos santos

  • 28 de abril, 2014
  • Buenos Aires (AICA)
"Ahora podemos decir San Juan XXIII y San Juan Pablo II, rueguen por nosotros", destacó el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, al presidir una misa de acción de gracias por las canonizaciones en la catedral, colmada de fieles, muchos de la colectividad polaca. El purpurado puntualizó que Giuseppe Roncalli "fue un hombre de coraje al convocar al Concilio Vaticano II" en 1959, mientras que Karol Wojtyla "fue un Papa peregrino, jovial, deportista, un hombre del Concilio Vaticano II que pidió abrir las puertas a Cristo".
Doná a AICA.org
"Ahora podemos decir San Juan XXIII y San Juan Pablo II, rueguen por nosotros", destacó el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, al presidir en la catedral metropolitana una misa de acción de gracias por la doble canonización.

El templo porteño estuvo colmado de fieles y se hizo notar un grupo importante de la colectividad polaca con banderas y estandartes rojos y blancos, los colores naciones de la patria de Karol Wojtyla.

El purpurado puntualizó que Giuseppe Roncalli "fue un hombre de coraje al convocar al Concilio Vaticano II" en 1959 para el aggionarmiento de la Iglesia.

"Karol Wojtyla fue un Papa peregrino. Jovial, deportista, fue también un hombre del Concilio Vaticano II al pedir: ?Abran las puertas a Cristo?", dijo el cardenal Poli sobre el Papa polaco.

Al terminar la ceremonia en la catedral, el padre Javier Solecki, de 83 años, que acompaña a la comunidad polaca hace más de 50 años en la capilla Nuestra Señora de Guadalupe, del barrio porteño de Palermo, dijo: "Juan XXIII abrió la puerta de la Iglesia. Era muy humano. Y Juan Pablo II siguió su camino al llevar la idea evangélica a todos los pueblos".+