Jueves 2 de diciembre de 2021

El Card. Villalba interpeló a los políticos en la fiesta de la Merced

  • 25 de septiembre, 2017
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
Miles de tucumanos honraron a Nuestra Señora de la Merced con una misa y procesión presidida por el administrador arquidiocesano, cardenal Héctor Luis Villalba, quien habló de las próximas elecciones.
Doná a AICA.org
Como ocurre cada 24 de septiembre, los tucumanos salieron a las calles para renovar su fidelidad y venerar a Nuestra Señora de la Merced, sumándose así a las celebraciones litúrgicas presididas por el administrador arquidiocesano, cardenal Héctor Luis Villalba, y actos cívicos de la patrona de Tucumán y generala del Ejército Argentino.

Miles de peregrinos llegaron hasta la capital provincial para las celebraciones, a los que se sumaron miembros de agrupaciones gauchas.

La imagen de la Virgen de la Merced fue llevada luego desde el santuario basílica hacia el colegio de las Hermanas Esclavas, donde en 1812 el general Manuel Belgrano y las tropas del Ejercito del Norte pasaron la noche tras la batalla.

A partir de las 17, en la Plaza General Belgrano, se congregaron las autoridades religiosas y civiles para el acto protocolar durante el cual se rindió homenaje al General Belgrano y la Cofradía de Nuestra Señora de La Merced hizo entrega de los escapularios a los integrantes del último año del Liceo Gregorio Aráoz de La Madrid. Estuvieron presentes el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, y sus ministros, junto con el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro.

Luego se realizó la procesión en honor de la Virgen Generala que, tras recorrer 14 cuadras, arribó a la Plaza Independencia, y los peregrinos dieron la bienvenida a su Patrona en el atrio de la catedral, donde el cardenal Villalba celebró la misa. Concelebraron la Eucaristía el obispo emérito de Santiago del Estero, monseñor Francisco Polti, y el administrador de la basílica Nuestra Señora de la Merced y arzobispo electo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez.

En su homilía, el cardenal Villalba destacó que cada uno de nosotros y cada comunidad "estamos llamados a descubrir más profundamente las exigencias de la Iglesia como misterio de comunión". "Esta comunión -dijo- es reflejo de la Trinidad, esto nos entusiasma y compromete, porque la comunión exige muerte y donación, desprendimiento y entrega. La comunión exige que nos respetemos en nuestra diversidad y nos armonicemos en la caridad".



Exhortación a los candidatos electorales
El purpurado se refirió también a las próximas elecciones haciéndose eco de las palabras del papa Francisco: "Ruego al Señor que nos regale más políticos a quienes les duela de verdad la sociedad, el pueblo, la vida de los pobres. Es imperioso que los gobernantes y los poderes financieros levanten la mirada y amplíen sus perspectivas, que procuren que haya trabajo digno, educación y cuidado de la salud para todos los ciudadanos".

"El acto eleccionario requiere que los ciudadanos conozcan las propuestas que se proponen. Esto compromete al que se postula a que defina claramente su programa de acción política", señaló. "Es necesario que los partidos hagan conocer con suficiente antelación sus programas. No se puede aceptar que quienes se preparan para gobernar no ofrezcan a los ciudadanos conceptos precisos sobre puntos fundamentales que interesan a toda la población", aseveró.

Por eso, exhortó a los candidatos a que muestren a la ciudadanía las propuestas concretas que tienen para Tucumán en temas puntuales como la droga, la desocupación, la corrupción y la independencia de los poderes del Estado, y que digan qué leyes impulsarán para mejorar la provincia y cuál es su posición frente al aborto y la eutanasia.

"¿Cuáles son sus proyectos para mejorar la nutrición, la educación, la vivienda, el cuidado del ambiente?", preguntó a los candidatos. "Los problemas sociales no se resuelven con el clientelismo, sino con trabajo y con salarios dignos. El que trabaja tiene derecho a una justa remuneración, de manera que el salario sea suficiente para el sustento del trabajador y de su familia", advirtió.

"¿Qué harán para que tanto el hombre como la mujer tengan un trabajo digno y estable?", continuó y agregó: "Hoy, desgraciadamente, nos encontramos con el flagelo de la droga que está destruyendo, especialmente a los jóvenes ¿Qué legislación promulgarán para enfrentar y afrontar la lucha contra el narcotráfico?".

Al finalizar la misa, se realizó un repique de campanas de las iglesias ubicadas alrededor de la plaza Independencia y se llevó a la Virgen de regreso a su camarín. A continuación, se realizó un festival artístico.+