Sábado 13 de julio de 2024

El Card. Rossi pidió que el amor se demuestre con gestos de caridad

  • 14 de noviembre, 2023
  • Córdoba (AICA)
El arzobispo de Córdoba reflexionó sobre la sabiduría, recordando que san Agustín definía al sabio como "el que peca el arte de ser feliz"; y respondía que ser feliz es amar y saberse amado.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Córdoba, cardenal Ángel Rossi SJ, reflexionó sobre la sabiduría recordando que san Agustín decía que “sabio es el que peca el arte de ser feliz”, y respondía que ser feliz es amar y saberse amado. “Tiene que ser palo doblado, recíproco”, graficó.

“Esto es la gracia de la sabiduría. La sabiduría no se estudia. Hay gente que es culta, que sabe muchas cosas, pero no es sabia. Y hay gente que apenas sabe leer y escribir, y es sabia”, diferenció, y completó: “La sabiduría no es una cosa de la cabeza; es una cosa del corazón. Es un tema sapiencial”.

El purpurado cordobés afirmó que, “en toda familia, hay una persona que nos lleva a decir: ‘Este hombre es sabio’ o ‘Esta mujer es sabia’”, e indicó: “Es a quien en horas de dificultad nos acercamos para buscar consuelo o un consejo”.

“La sabiduría no se estudia en la universidad ni en el templo; es necesario salir a la calle, para encontrarla. Todos te la pueden dar. El desafío es hacerla tuya; dirigirte a la sabiduría para discernir los tiempos, comprender el valor de las cosas, el significado de los acontecimientos, la orientación de la vida. Uno va creciendo en sabiduría”, sostuvo.

Tras contar la leyenda del padre Almeida, reflexionó: “Tal vez frente a algunas cosas, el Señor nos puede preguntar: ¿hasta cuándo?”.

¿Cuándo te vas a animar a dar ese paso? ¿Cuándo vas a renunciar a eso que no te ayuda? ¿Cuándo vas a tener ese gesto de caridad que venís postergando? ¿Cuándo vas a encontrar ese espacio de silencio, para crecer en sabiduría que tanto necesitas? ¿Cuándo vas a dar ese abrazo, que sabés que tenés que dar y que estás esperando que el otro te lo dé a vos?; y que sería bueno que tomes la iniciativa”, planteó.

El cardenal Rossi invitó a pedirle a Santa Teresita que “nos ayude a crecer en sabiduría y a confiar en que podemos esperarlo al Señor, no temerosamente; sino que, como decíamos, que cuando nos venga a buscar, nos encuentre amando a través de gestos de caridad”.+