Miércoles 5 de octubre de 2022

El Card. Krajewski viaja nuevamente a Ucrania para llevar cercanía del Papa

  • 9 de septiembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El limosnero papal irá por cuarta vez al país del este europeo desde que se inició la guerra. Llevará ayuda concreta a través de Cáritas y acompañará a ese pueblo "martirizado" en medio del conflicto.
Doná a AICA.org

El cardenal Konrad Krajewski, prefecto del nuevo Dicasterio para el Servicio de la Caridad, instituido por la constitución apostólica Praedicate Evangelium, emprende, en estos días, una misión en nombre del papa Francisco hacia las zonas ucranianas de Odessa, Zytomyr, Kharkiv, pero también a otros lugares del este de Ucrania. Desde el 24 de febrero, fecha en que inició la invasión rusa a la nación del este europeo, esta será la cuarta ocasión en la que el purpurado es enviado por el Obispo de Roma.

El limosnero apostólico donará un minibús para que se utilice en la distribución de ayuda a los más necesitados. Un comunicado del Dicasterio, publicado este viernes 9 de septiembre, informa que el objetivo de esta iniciativa es "visitar y apoyar varias comunidades de fieles, sacerdotes, religiosos y sus obispos, que desde hace más de 200 días permanecen en los lugares de su ministerio pese a los peligros de la guerra".

Según la nota, “es un viaje silencioso y evangélico, para estar con la gente que sufre, rezar y consolar a cada uno, mostrando con la propia presencia que no están solos en esta situación que solo está trayendo destrucción y muerte”.

El viaje está acompañado de ayudas concretas a través de las Cáritas diocesanas.

El Papa demuestra su preocupación por el martirizado pueblo ucraniano con gestos concretos como este y reiteró la disposición de la Santa Sede a ponerse al servicio de la paz.

Recordemos que el Sucesor de Pedro había anunciado, al concluir el Ángelus del 6 de marzo de 2022, que el cardenal Krajewski y el cardenal Czerny, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, partirían hacia Ucrania. “La presencia de los cardenales allí es la presencia no solo del Papa, sino de todo el pueblo cristiano que quiere acercarse y decir: ‘La guerra es una locura! ¡Deténganse, por favor! ¡Miren qué crueldad!’”, afirmaba Francisco.+