Sábado 22 de junio de 2024

El capital espiritual es más importante que el éxito, recordó el Papa ante empresarios mexicanos

  • 17 de febrero, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco recibió este viernes a una delegación de hombres y mujeres de negocios de México, y los instó a apoyar la formación de sacerdotes "buenos y santos", así como a las personas necesitadas.
Doná a AICA.org

Un grupo de alrededor de 60 empresarios mexicanos se reunió este viernes con el papa Francisco en el Vaticano, acompañados por un representante de la arquidiócesis de la Ciudad de México. 

En su discurso, el Papa dio la bienvenida a los empresarios con una expresión en español que se escucha a menudo en México: “Mi casa es tu casa”.

El Vaticano, agregó, es como un hogar para todos los católicos y un lugar donde “los hijos de la Iglesia pueden encontrarse y alabar a Dios en familia”.

Retomando el tema de la familia, el Santo Padre lamentó la pérdida del sentido de familia en muchas sociedades del mundo, incluso por el poder destructivo de la guerra, y observó que “la cultura de nuestro tiempo ha quedado plagada de individualismo y de cerrazón. Y poco a poco vemos las consecuencias de nuestras conciencias adormecidas por la comodidad, que lleva a perder de vista a aquellos que están sufriendo o siendo descartados. Y sin querer, vamos adquiriendo este movimiento de centrarnos sobre nosotros mismos”, alertó el pontífice.

“Nos estamos olvidando de que, en una familia, las dificultades se resuelven con paciencia, amor y diálogo, compartiendo nuestras opiniones y discutiendo las necesidades de los demás, para ayudarnos unos a otros”, agregó.

Y subrayó que “el emprendedor católico, para poder ser signo de la presencia de Dios en el mundo de la economía y del trabajo, tiene que cuidar la relación con el Señor”, y destacó que “el capital más importante que podemos tener es el capital espiritual”.

Jesús, dijo, puede ayudarnos a abrir los ojos a las muchas personas que nos rodean que están en necesidad, así como a la importancia de cuidar la Creación. “Seamos capaces de poner el bien común por encima de todo lo demás, de poner el 'nosotros' de la familia por encima de la lógica mundana del 'yo', del éxito, del poder y del dinero”, alentó el Papa a los empresarios mexicanos.

Francisco agregó luego que, “a propósito de cuidar la relación con Dios, sabemos que para realizarlo es necesario que haya buenos sacerdotes, pues ellos son los pastores del pueblo de Dios. Estoy contento al ver que ustedes aman la Iglesia y se preocupan de sus ministros. Es un derecho de los fieles que tengan sacerdotes bien formados y que, con alegría, alimenten a la comunidad de creyentes con la Palabra y la Eucaristía; y también den testimonio de una vida entregada a los demás”. 

Y agregó el pontífice: “Los sacerdotes necesitan nuestras oraciones en medio de sus tareas y pruebas diarias, dijo el Papa. Por tanto, debemos dar gracias a Dios por los carismas con los que enriquecen a la Iglesia. Los invito a estar cerca de ellos y ayudarlos, para que puedan concentrar su energía y creatividad en su actividad pastoral”.

El papa Francisco concluyó sus palabras encomendando a los empresarios mexicanos a la protección de Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de América. “Que la Morenita del Tepeyac los cuide a ustedes y a sus familias, y que los aliente y acompañe en sus buenos proyectos”.+