Domingo 14 de agosto de 2022

El área de Adultos Mayores presentó propuestas para la II Jornada Mundial de Abuelos

  • 20 de julio, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El área de Adultos Mayores de la Comisión Episcopal para la Vida, los Laicos y la Familia propuso algunas actividades para preparar la Jornada de Abuelos y Mayores, que se celebra el 24 de julio.
Doná a AICA.org

Con motivo de la II Jornada Mundial de los Abuelos y Mayores, convocada por el papa Francisco, el área de Adultos Mayores de la Comisión Episcopal para la Vida, los Laicos y la Familia (Cevilaf) propuso algunas actividades.

La Jornada, que lleva el lema "En la vejez, seguirán dando frutos", se enmarca en la festividad de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús, que la Iglesia celebra el 26 de julio.

Con esta jornada, el Papa quiere resaltar el valor de la ancianidad que, al revés de lo que piensa el mundo, puede seguir dando frutos y constituye un valor y un don para las familias, las comunidades cristianas y la sociedad toda. Él mismo lo está testimoniando con su propia vida y entrega generosa.

Por eso, es el deseo del papa Francisco que esta Jornada no se celebre sólo en Roma sino en cada diócesis, cada parroquia, cada comunidad eclesial. A tal efecto, para ayudar a la celebración, se envió un material que se puede consultar aquí.

Además, la Penitenciaría Apostólica concedió la Indulgencia Plenaria a los adultos mayores que participen en las liturgias celebradas con motivo de la Jornada, y a todos los que en los días inmediatamente anteriores o posteriores a la Jornada visiten a un anciano que esté solo. La visita, de hecho, escribe el papa Francisco en el mensaje para la Jornada, "¡es una obra de misericordia de nuestro tiempo!"

El área de Adultos Mayores de la Cevilaf sugiere algunas actividades como:

- Pastoral de bienvenida y acogida. Que las parroquias encomienden a un grupo de personas mayores que antes de cada misa, en el atrio saluden y den la bienvenida a los feligreses que ingresen.

- Se propone que los catequistas, tomando como punto de partida que Jesus nació y vivió en una familia, y que tenía abuelos, preparen a los niños de iniciación cristiana para que cuenten anécdotas de situaciones vividas, que sus abuelos o personas mayores conocidas les comenten. Luego, que los niños inviten a dichas personas a compartir la misa y les regalen un dibujo hecho por ellos.

Para más información ingresar a www.familiasecnacional.org.ar.+