Viernes 7 de octubre de 2022

EE.UU: La Iglesia rinde cuentas de la aplicación de las medidas de protección a menores

  • 14 de julio, 2022
  • Washington (Estados Unidos) (AICA)
El Informe de la Secretaría de Protección de Niños y Jóvenes del episcopado estadounidense, señala que de las 30 denuncias del último año, la mitad carecían de fundamento o no han podido probarse.
Doná a AICA.org

La Secretaría de Protección de Niños y Jóvenes de la Conferencia Nacional de Obispos Católicos de los Estados Unidos (Usccb) acaba de hacer público el Informe 2021 sobre la instrumentación de la Carta para la Protección de Niños y Jóvenes. 

El trabajo, el decimonoveno del organismo, se basa en las conclusiones de la auditoría realizada por la consultora StoneBridge Business Partness, que comprende el período que va del 1 de julio de 2020 a junio de 2021. En ese tiempo, fueron formuladas 30 denuncias de menores, de las cuales 6 fueron fundamentadas, 9 están bajo investigación, otras 9 carecían de fundamento, 5 no pudieron probarse y una fue remitida al provincial de una orden religiosa.

En el cómputo global, hay 3.103 denuncias de 2.930 personas que están pendientes de resolución, 1.149 menos que en el anterior trabajo. El descenso se debe a la resolución de los contenciosos en juicios, programas de compensación y quiebras.

En el último período analizado, las diócesis y eparquías estadounidenses brindaron asistencia y apoyo a 285 víctimas y sus familias. En total, el número de víctimas a las que se prestó ayuda asciende a 1.737.

“El Informe -señala la Secretaría de Protección de Niños y Jóvenes en un comunicado- se destaca el trabajo continuo de la Iglesia para continuar con el llamamiento a garantizar la seguridad de niños y adultos vulnerables. 

En 2021, la Iglesia realizó 1.964.656 verificaciones de antecedentes de clérigos, empleados y voluntarios. Además, más de 2 millones de adultos y más de 2,4 millones de niños y jóvenes recibieron capacitación sobre cómo identificar las señales de advertencia de abusos y cómo denunciar esas señales».

La Carta para la Protección de Niños y Jóvenes fue adoptada por la Conferencia Episcopal en 2002. En ella se detallan los procedimientos para abordar las denuncias de abusos y las medidas para crear un ambiente seguro para niños y adolescentes.+