Miércoles 29 de junio de 2022

Dos jesuitas fueron asesinados dentro de un templo en México

  • 21 de junio, 2022
  • Ciudad de México (AICA)
La Compañía de Jesús condenó el homicidio de sus hermanos Javier Campos Morales SJ, y Joaquín César Mora Salazar SJ, perpetrado ayer en el templo de Cerocahui, Chihuahua.
Doná a AICA.org

“Con profundo dolor, denunciamos el homicidio de nuestros hermanos Javier Campos Morales SJ, y Joaquín César Mora Salazar SJ, ocurrido ayer en el templo de Cerocahui, Chihuahua. Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia”,  se lee en el comunicado de la Compañía de Jesús de México ante el asesinato de ambos sacerdotes.

El homicidio ocurrió en la tarde del lunes dentro de la iglesia ubicada en el municipio de Urique y fue confirmado por los propios Jesuitas de México quienes a través de un comunicado exigieron justicia y pidieron la recuperación de los cuerpos, pues informaron que fueron sustraídos del templo por personas armadas.

“Hechos como estos no son aislados, la Sierra Tarahumara, como muchas otras regiones del país enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas. Todos los días, hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida, como hoy fueron asesinados nuestros hermanos”, expresó la Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús en el comunicado.

Los Jesuitas de México pidieron medidas de protección para toda la comunidad de Cerocahui y aseguraron que mantendrán su presencia ahí y seguirán trabajando por la misión de justicia, reconciliación y paz.

De acuerdo con reportes de medios de comunicación, los jesuitas asesinados defendieron a un hombre que acababa de ingresar a la iglesia en busca de refugio, por ello las personas armadas los mataron a los tres. Sin embargo, esta versión no ha sido confirmada por la Compañía de Jesús.

Los obispos de México se unieron al llamado de los jesuitas y pidieron que nuestro Señor Jesucristo reciba y premie con su Reino, generoso servicio y entrega a los sacerdotes asesinados.

“En medio de tanta muerte y crimen que se vive en el país, condenamos públicamente esta tragedia y exigimos una pronta investigación y seguridad para la comunidad y todos los sacerdotes del país”, expresaron monseñor Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y monseñor Ramón Castro Castro, secretario general.+