Domingo 29 de enero de 2023

Diáconos permanentes de Puerto Iguazú participaron de un retiro espiritual

  • 11 de noviembre, 2022
  • Puerto Iguazú (Misiones) (AICA)
Convocados por el obispo, monseñor Nicolás Baisi, el objetivo del retiro fue recuperar las fuentes de la gracia en la alegría en Dios, a partir de los sacramentos del matrimonio y del orden.
Doná a AICA.org

Diáconos permanentes de la diócesis de Puerto Iguazú se reunieron, del viernes 4 al domingo 6 de noviembre, en el santuario de Santa María del Yguazú, donde participaron de un retiro espiritual que fue convocado por el obispo, monseñor Nicolás Baisi, y que tuvo el objetivo de recuperar las fuentes de la gracia en la alegría en Dios, a partir del sacramento del matrimonio y del sacramento del orden.  En otras palabras, “hacer presente aquí y ahora el Misterio, para recobrar toda su vitalidad y poder salvífico en un encuentro abierto, sincero, profundo”, explicaron diáconos que participaron del encuentro.

La jornada, que estuvo acompañada del lema "Vengan, vean y permanezcan donde está el Señor", inspirada en el Evangelio de Juan (1,39), se centró en el hecho de que el amor y la gracia de Dios “no se da en una isla del Pacífico ni entre las nubes del cielo, se da en el mismo corazón de cada uno donde Jesús es el que llama y quiere permanecer”, señalaron. 

Durante las lecturas bíblicas, que fueron guiadas y acompañadas por las reflexiones del presbítero Leandro Rismonell, los diáconos tuvieron reiterados momentos de silencio, en el que contemplaron a Jesús sacramentado. Otro de los momentos destacados del retiro se dio cuando se compartió la lectura de Lucas (19,1-10), que relata la conversión de Zaqueo, bajando del árbol para abrir las puertas de su casa, de su corazón y de toda su familia. 

“Son los cambios que Dios quiere suscitar en cada persona y de un modo particular en cada consagrado, promoviendo maduración, crecimiento y desarrollo”, expresaron en ese sentido los participantes del retiro, quienes valoraron todo esto de manera positiva, tanto para bien propio como de sus familias y de toda la comunidad.  

En esa sintonía, otro de los presentes señaló que "el retiro interior no significa negación de la realidad exterior". "Muy por el contrario, se trata de recuperar y potenciar los talentos de cada uno para una caridad constructiva", al tiempo que subrayó que el retiro es “energía positiva y transformadora para vertebrar y renovar en Cristo la realidad familiar, laboral y social que toca vivir a cada uno de los diáconos”.+