Lunes 15 de abril de 2024

Los vicentinos renuevan su Casa Madre en París de cara a su cuarto centenario

  • 29 de febrero, 2024
  • París (Francia) (AICA)
La Congregación de la Misión, fundada por san Vicente de Paúl, celebra su 400º aniversario con una importante renovación de su Casa Madre en París.
Doná a AICA.org

A medida en que la Congregación de la Misión (CM) se acerca a su 400º aniversario, a celebrarse en 2025, la comunidad religiosa fundada por san Vicente de Paúl está renovando su Casa Madre, situada en el corazón de París, donde se conservan las reliquias de san Vicente, se siente profundamente su presencia y se promueve su legado.

En ese sentido, la Provincia de Francia acogerá a tres grupos especiales en la Casa Madre durante la primavera de 2025. El primero es una reunión de los obispos de la CM (sacerdotes de la CM que luego fueron ordenados obispos). El segundo es un encuentro de todos los provinciales del mundo. La tercera es una reunión de los provinciales y otros miembros de sus provincias. Cada uno de estos grupos dedicará tiempo a retiros y tiempo adicional a reuniones y debates. 

En el centro de todo eso, estará la celebración de la Eucaristía en la capilla de San Vicente de Paúl, donde su presencia se siente profundamente. La cuidadosa renovación que se está realizando allí preserva la naturaleza histórica y la belleza de la Maison Mère, al tiempo que la equipa para servir mejor como centro internacional, no sólo de la Congregación de la Misión, sino de toda la Familia Vicentina, que cuenta con más de dos millones de miembros.

“Este aniversario –subrayan los vicentinos- es una oportunidad para que todos los que honran el legado de san Vicente se renueven, como se renueva la Maison Mère, para servir, aún con más energía y eficacia, a los hermanos y hermanas que están en el último lugar”.

El padre Tomaz Mavric, superior general de la Congregación de la Misión, dijo sobre este hito histórico: "Queremos que la Maison Mère sea el lugar más especial, donde la gente se encuentre con san Vicente y aprenda su camino de santidad. En ocasión de la celebración de los 400 años de la CM, invitamos a todos a venir a la Maison Mère para rezar y descansar, estudiar y servir, encontrar y reflexionar, para que nosotros, toda la Familia Vicentina, vivamos más plenamente la misión que san Vicente comenzó. Además de ser el lugar para la clausura de nuestros 400 años, espero que nuestra Maison Mère se convierta en un hogar para todos los que la visiten".

Maison Mère
La Maison Mère acoge a numerosos huéspedes que buscan un enriquecimiento espiritual, especialmente a los miembros de todas las ramas de la Familia Vicenciana, a los peregrinos y a las personas de fe.

Con cómodas habitaciones de huéspedes, instalaciones de vanguardia para las necesidades tecnológicas y salas de reuniones flexibles, la Maison Mère se ha convertido en un lugar ideal para que muchos grupos y organizaciones se reúnan, planifiquen, conecten y crezcan, especialmente aquellos que desean profundizar en el extenso legado de San Vicente de Paúl.

Como lugar de consuelo, inspiración y comunidad, la Maison Mère en 2024 emergerá, no sólo como un hito histórico, sino como un centro vibrante para el crecimiento holístico y el compromiso de todos los que pasan por sus puertas.

Una historia de hospitalidad y servicio
La Maison Mère, situada en el 95 rue de Sèvres de París, es la sucesora de la casa madre original de la CM, que era el antiguo priorato de Saint Lazare, ubicado en las afueras de París, donde san Vicente trasladó a su joven congregación en 1632. Allí creció y prosperó la CM, y fue también allí donde murió san Vicente, en 1660. La Congregación perdió esa primera casa madre durante los levantamientos de la Revolución Francesa.

En 1817, el gobierno puso a disposición de los vicentinos la antigua casa del duque de Lorges, en la 95 de la rue de Sèvres, actual ubicación de la Maison Mère. Durante las décadas siguientes, la Congregación adaptó, renovó y amplió el edificio, adquiriendo propiedades adyacentes, según las necesidades que iban surgiendo.

En 2006, el Estado francés convirtió a la Congregación de la Misión en propietaria de su Casa Madre y de su terreno. En 2019, en una reunión mundial de los provinciales vicentinos, la Provincia de Francia invitó a toda la Congregación a apoyar la renovación de la Maison Mère.

El padre Mark Pranaitis, que ayuda a coordinar el proyecto de renovación dijo: "Con la renovación de todas las  habitaciones a punto de finalizar, damos la bienvenida a más huéspedes en esta casa santa y llena de vida. Nos quedan más reformas por hacer, sobre todo en los exteriores de nuestros edificios, y, si Dios quiere, las completaremos en los próximos años. Mientras tanto, los huéspedes acuden felices a las misas en la capilla, a las comidas en nuestro hermoso comedor y a las reuniones en nuestras salas, cada vez más elegantes. Estamos aquí. Estamos abiertos. Estamos preparados. Les damos la bienvenida.”

Para más información sobre la Casa Madre, visitar este sitio.

Sobre la Congregación de la Misión
El 25 de enero de 1617, san Vicente de Paúl predicó la primera misión, lo que señaló el comienzo de la Congregación de la Misión. Más de cuatrocientos años después, los sacerdotes y hermanos vicentinos continúan lo que él empezó, en un esfuerzo por cumplir la llamada de Dios y la visión de San Vicente.

El lema de la Congregación es: Evangelizare pauperibus misit me, es decir, “Me ha enviado a anunciar la Buena Nueva a los pobres” (Lucas 4,18). Más información sobre la Congregación en general, en https://cmglobal.org/es.+