Miércoles 22 de mayo de 2024

¿Cuál es el destino de la Colecta del Viernes Santo para Tierra Santa?

  • 28 de marzo, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
La Colecta por Tierra Santa del Viernes Santo de este año será un signo de solidaridad con los cristianos afectados por el terremoto en Turquía, Siria y también en Jerusalén.
Doná a AICA.org

El papa Francisco invitó a los católicos de todo el mundo a ser generosos en la colecta de Viernes Santo por Tierra Santa, el próximo 7 de abril, la cual este año tendrá como principal destinatario a la comunidad cristiana afectada por el devastador terremoto que asoló Siria y Turquía, y que se sintió hasta en Jerusalén.


A fin de movilizar a los fieles para que apoyen a los cristianos en Tierra Santa y sean generosos con la colecta, el Prefecto del Dicasterio para las Iglesias Orientales, el arzobispo Claudio Gugerotti, dirigió una carta a los obispos de todo el mundo. 


“Los estragos de la larga guerra [en Siria] y el reciente terremoto han vuelto a poner al descubierto la fragilidad de las seguridades en las que la humanidad deposita su esperanza”, escribió el arzobispo, “y nos hacen sentir con más fuerza el deseo de echar raíces en la Roca de la fidelidad de Dios en la Pascua de Cristo, muerto y resucitado”.


Permanecer en los Lugares Santos
"Custodiemos la memoria histórica del Cenáculo -continuó monseñor Gugerotti-, haciendo que nuestras casas y nuestras parroquias sean cenáculos de oración y caridad. Reforcemos los espacios de la Basílica del Santo Sepulcro y hagamos que resplandezcan de nuevo con toda su luz, pero hagamos también que en nuestros corazones habite el anuncio del Resucitado. Mantengamos la Basílica de la Anunciación de Nazaret, pero dejemos que nuestras vidas se llenen de gozo cada día ante la Palabra del Señor, como hizo María". 


Luego están las casas de los religiosos y religiosas Franciscanos y de otras Órdenes y Congregaciones, tanto en Siria como en Turquía, que "en estas semanas se convirtieron en refugio para los que perdieron sus viviendas, pero siguen siendo, en toda la Tierra Santa, manantiales de esperanza a través del cuidado de los más pequeños, la formación escolar, el acompañamiento de las madres que se encuentran en dificultades, el servicio humilde a los ancianos y enfermos; y además, ofrecen un hogar y un futuro para las nuevas familias por medio de planes de construcción de viviendas y de la creación de puestos de trabajo, de manera que valga la pena continuar permaneciendo en los Santos Lugares de la Salvación”.


“Les pido con el corazón que la Colecta del Viernes Santo sea generosa por parte de todos -concluyó monseñor Gugerotti-, como compuesta por tantos pequeños óbolos de la viuda alabada por Jesús en el Evangelio”.


El informe 2022
En su informe para el año 2022, el Dicasterio para las Iglesias Orientales especifica que la Colecta para Tierra Santa es la principal fuente de sustento para la vida que se desarrolla en torno a los Santos Lugares y el instrumento que la Iglesia tiene para sostener a las comunidades eclesiales de Oriente Medio, y que la Custodia Franciscana, con la Colecta del Viernes Santo, puede salvaguardar los Santos Lugares -piedras de la memoria- y fomentar la presencia cristiana -piedras vivas de Tierra Santa- a través de numerosas actividades de solidaridad, como el mantenimiento de estructuras pastorales, educativas, sanitarias y sociales. 


En concreto, reciben la ayuda en Jerusalén, Palestina, el resto de Israel, Jordania, Chipre, Siria, Líbano, Egipto, Etiopía, Eritrea, Turquía, Irán e Irak. "Por regla general -dice el informe- la Custodia de Tierra Santa recibe el 65% de la colecta, mientras que el 35% restante va al Dicasterio para las Iglesias Orientales, que lo utiliza para la formación de los candidatos al sacerdocio, el sustento del clero, las actividades escolásticas, la formación cultural y las subvenciones a las diversas circunscripciones eclesiásticas de Oriente Medio. 


El año pasado las ofrendas recibidas para la Colecta de Tierra Santa ascendieron a más de 9 millones de dólares, que se destinaron a la formación de seminaristas y sacerdotes (más de 4 millones), a las escuelas de la Diócesis Patriarcal de Jerusalén de los Latinos, de la Custodia Franciscana y de otras Iglesias e institutos religiosos (adonde fueron unos 3 millones), y a subsidios ordinarios y extraordinarios que contribuyen a la vida cotidiana de todas las circunscripciones de los santos lugares (casi 2 millones más).


El compromiso de la Custodia Franciscana
Por lo que respecta a la Custodia franciscana de Tierra Santa, en el bienio 2021/2022 se realizaron obras para los peregrinos y en favor de la comunidad local en Ain Karem, en Beit Sahour, en Betania (en el santuario de Marta, María y Lázaro), en Belén, Cafarnaún, Emaús y Jericó (en el lugar del bautismo de Jesús en el río Jordán), en Jerusalén, Ammán, Caná, Jaffa, Nazaret, y también llegó ayuda a Siria y Rodas; se llevaron a cabo proyectos en Líbano y se pagaron los salarios ordinarios de la Custodia. Además, se apoyaron 30 obras de la Asociación Pro Terra Sancta en Siria y Líbano.+