Miércoles 22 de mayo de 2024

Continúan las iniciativas de Cáritas como respuesta humanitaria en Turquía y Siria

  • 1 de marzo, 2023
  • Turquía (AICA)
Con un balance de más de 42.000 muertos en Turquía y unos 1400 en Siria, la red solidaria busca coordinar las iniciativas para ayudar mejor a los desplazados por los fuertes terremotos.
Doná a AICA.org

Las iniciativas de Cáritas como respuesta humanitaria de emergencia, tanto en Turquía como en Siria, continúan gracias al trabajo combinado de varios equipos en las diócesis locales, así como del personal y voluntarios de Cáritas de todo el mundo, incluyendo países como Italia, Alemania, Polonia y Líbano.

“Tenemos que tener mucho cuidado con lo que hacemos para asegurarnos de que estamos evaluando las necesidades que hay allí, y creo que lo principal es que nos estamos asegurando de llegar a las personas adecuadas, las más necesitadas”, dijo el coordinador del Equipo de Respuesta de Emergencia (ERT) de Cáritas Internationalis, John Coughlin, en una entrevista en el programa de noticias “A fondo” de EWTN.

En Iskenderun, Cáritas está colaborando con la diócesis de Anatolia para distribuir paquetes de alimentos, agua, artículos de higiene, ropa de abrigo y mantas para los damnificados de Turquía.

Giulia Longo, que está trabajando junto a los voluntarios en Turquía, dijo: “Estas personas están afectadas y traumatizadas por lo que está ocurriendo. Sin embargo, el personal sigue trabajando con el grupo de jóvenes y los voluntarios”.

Cuando se produjo el primer terremoto, el 6 de febrero, la diócesis de Anatolia sufrió graves daños en su catedral y en su edificio de oficinas. Cáritas está distribuyendo en Anatolia comidas calientes para el almuerzo y la cena. También ha ayudado a poner en marcha una cocina itinerante, en colaboración con una ONG alemana, en el distrito de Antakya, que distribuye unas 2200 comidas calientes al día para los desplazados.

Los voluntarios de la Iglesia caldea de Tokat también están asistiendo a Cáritas en Anatolia con distribuciones de ayuda en especie. Y, en Mersin, un grupo de psicólogos polacos está llevando a cabo servicios psicosociales con intérpretes para los desplazados.

Poco después de la catástrofe, un equipo de Cáritas-Juventud del Líbano viajó a la vecina Siria para ayudar a los desplazados por la destrucción de varias viviendas y edificios. “Cáritas Líbano sigue estando aquí para apoyar a quien lo necesite, dondequiera que se encuentre, a pesar de todos los retos y los limitados recursos, estamos aquí para prestar ayuda y aliviar el dolor”, expresó el responsable del departamento de la Juventud de Cáritas Líbano, Peter Mahfouz.

Los fondos recibidos por Cáritas se utilizarán ahora y en los próximos meses para alimentos, material médico, refugio y otros suministros esenciales, con el fin de cubrir las necesidades humanas básicas. Estos fondos servirán también para cubrir necesidades a largo plazo y ayudar a las familias a volver a una vida con mayor estabilidad.+