Martes 4 de octubre de 2022

Consultores integrales que hagan frente a la crisis, pidió el Papa

  • 22 de septiembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"El mundo está en grave crisis desde hace 15 años", señaló Francisco a los participantes en el encuentro de Deloitte Global y subrayó que se necesita "una nueva generación de consultores".
Doná a AICA.org

“Trabajo digno para las personas, cuidado de la casa común, valor económico y social, impacto positivo en las comunidades son realidades conectadas entre sí”, reiteró el papa Francisco al recibir este jueves 22 de setiembre a los participantes en el encuentro de Deloitte Global, una empresa de consultoría internacional con sede en Londres. 

"La humanidad está globalizada e interconectada, pero la pobreza, la injusticia y la desigualdad permanecen", comenzó el Pontífice en su discurso.  “En la actualidad, el mundo sufre un empeoramiento de las condiciones medioambientales; muchas poblaciones o grupos sociales viven de forma indigna en términos de alimentación, salud, educación y otros derechos básicos”.

Francisco observó que “en los últimos quince años el mundo atravesó graves y continuas crisis”.

“No pudimos terminar de afrontar la crisis financiera crisis del 2007 –dijo Francisco- que tuvimos que enfrentar la de la deuda soberana y las economías reales, luego la pandemia, luego la guerra en Ucrania con consecuencias y amenazas globales. Mientras tanto, sin embargo, el planeta seguía sufriendo los efectos del cambio climático; mientras tanto, guerras crueles y encubiertas continuaron librándose en varias regiones; mientras tanto, decenas de millones de personas seguían viéndose obligadas a emigrar de sus tierras. Mientras una parte de hombres y mujeres mejoraba su vida cotidiana, otra parte sufría por elecciones sin escrúpulos, convirtiéndose en las principales víctimas de una suerte de contradesarrollo”. 

En este contexto, para el Papa, se necesita una "nueva generación de consultores", definida como "consultores integrales", es decir, "expertos y profesionales que tengan en cuenta las conexiones entre los problemas y sus respectivas soluciones y que adopten el concepto de relacional".

“Ningún beneficio es de hecho legítimo cuando el horizonte de la promoción integral de la persona humana, de la destinación universal de los bienes y de la opción preferencial por los pobres, y el cuidado de nuestra casa común”, advirtió el Papa.

"Sean consultores integrales para cooperar en la reorientación del modo de ser de este Planeta, enfermo de clima y de desigualdades" es la invitación del pontífice y su deseo es que puedan "construir ese puente necesario entre el paradigma económico actual, basado en el consumo excesivo y que está viviendo su última fase, con el paradigma emergente, un paradigma estructurado en la inclusión, la sobriedad, el cuidado y el bienestar".+