Domingo 29 de enero de 2023

Concordia tuvo su Asamblea Diocesana

  • 8 de noviembre, 2021
  • Concordia (Entre Ríos) (AICA)
Las comunidades de la diócesis de Concordia participaron el sábado 6 de noviembre de la Asamblea Diocesana de Pastoral, un espacio de comunión y participación.
Doná a AICA.org

Referentes de comunidades, áreas pastorales, instituciones y movimientos de la diócesis de Concordia se encontraron el sábado 6 de noviembre en el predio de la comunidad San Juan XXIII, en la localidad de Estancia Grande, para participar de la Asamblea Diocesana de Pastoral.

El encuentro tuvo como propuesta: “Como pueblo de Dios nos encontramos para celebrar y renovar nuestra vocación de caminar juntos”, y fue ocasión para dar continuidad al camino pastoral en un ambiente de comunión y participación.

Fue una Asamblea con un carácter marcadamente celebrativo, enmarcado en los 60 años de la creación de la diócesis. Los participantes vivieron la alegría del reencuentro, luego del distanciamiento que impuso la pandemia, y asumieron la decisión de transitar el camino sinodal propuesto por el papa Francisco, dando comienzo a la etapa diocesana del mismo. 

Además, se animó el espíritu de renovación y conversión pastoral en orden a una Iglesia diocesana misionera, misericordiosa y servidora.

El obispo de Concordia, monseñor Luis Armando Collazuol, compartió un mensaje con la comunidad, centrado en la idea de “Caminar Juntos”.

Caminar, explicó, “no se trata de dirigirnos a un lugar geográfico sino de avanzar hacia una meta, ‘hacia la edificación del Reino del Señor en cada una de las comunidades’”.

Y “juntos”, se trata de “ir unidos, cercanos, en un mismo sentir, en comunicación y trato fraterno, aunque al ritmo propio de cada uno”. 

“En nuestra realidad eclesial diocesana, se trata de hacerlo en comunión, participando de lo que nos es común: una misma vida en Cristo por el Espíritu Santo, una misma fe, una misma esperanza, una misma caridad, un mismo ardor misionero. Se trata de aportar la riqueza y diversidad de los carismas personales e institucionales a la común misión evangelizadora que se nos ha confiado”, puntualizó.

El prelado recordó luego que esta voluntad de “caminar juntos”, a lo largo de la historia, fue tomando diversas formas y acentos hasta llegar a la “sinodalidad pastoral” que, explicó, “es un término nuevo que expresa la identidad de la Iglesia como pueblo de Dios en camino, en peregrinación hacia el Reino; subraya la dignidad común de todos los cristianos y afirma su corresponsabilidad en la misión evangelizadora”.

“El deseo que se encierra en estas expresiones es siempre tender a la acción pastoral donde el sujeto primordial sea la comunidad entera (con la implicación de toda la diócesis en una misma comunión para la misión); una pastoral articulada (corresponsabilidad, cada uno sirve a la comunidad participando con el don que ha recibido); integral (que abarque las diversas dimensiones de la Iglesia: comunión, santidad, formación, misión por el testimonio, el anuncio y el servicio de caridad, y celebración), y que llegue a todos, personas, ambientes, sectores y hasta evangelizar las culturas, es decir, las mentalidades, las actitudes colectivas, los modos de vida”, detalló.

“¡Este es el espíritu que deseamos anime nuestro Camino pastoral diocesano cuando decimos ‘caminemos juntos’!”, animó.

Y en referencia al Sínodo convocado por el Papa con el tema: “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”, destacó que la convocatoria para toda la Iglesia es “a interrogarse sobre la ‘sinodalidad’, un tema que considera decisivo para su vida y misión”.

“Caminar juntos, encontrar, escuchar, discernir, nos proponía el Papa Francisco en el inicio del camino sinodal”, recordó, y advirtió que la sinodalidad no es una novedad, sino “una expresión del dinamismo de comunión y participación que debe inspirar las decisiones eclesiales”. 

En ese sentido, animó a las comunidades a preguntarse: ¿Cómo se realiza hoy este “caminar juntos” en nuestra Iglesia particular? ¿Qué pasos nos invita a dar el Espíritu para crecer en nuestro “caminar juntos”?

“La convocatoria al Sínodo nos invita como diócesis a ser una Iglesia más participativa, cercana a todos, abierta a todos, donde todos nos sintamos corresponsables de la misión”, alentó. “También entre nosotros debemos seguir generando espacios que posibiliten la mutua escucha hacia la concordia de visiones, para un servicio misionero que responda a las interpelaciones concretas y reales de nuestro pueblo hoy”. 

El obispo animó a tener presentes las líneas del Plan Pastoral: “El anuncio evangelizador, nuestra formación permanente como discípulos misioneros, la opción preferencial por los pobres y la promoción humana, la renovación y la animación pastoral”. 

Y recordó dos motivaciones en este camino: “Celebrar con alabanza a Dios y un corazón agradecido por los 60 años de vida diocesana”;  y “Renovar nuestra vocación de caminar juntos”.

“Avanzando en nuestro Camino pastoral diocesano, pedimos a Dios la gracia que precede, acompaña y sostiene nuestro caminar. María Santísima, Madre Inmaculada de la Concordia, y San José, Patrono de la Iglesia universal, con su intercesión celestial, nos protejan y guíen”, concluyó.+