Domingo 27 de noviembre de 2022

Comunicadores homenajearon a Mons. Casaretto, "verdadero pastor y líder social"

  • 4 de junio, 2022
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
Organizada por la EUT de Mar del Plata, se llevó a cabo una jornada académica en homenaje al obispo que junto al Card. Eduardo Pironio hicieron realidad el primer encuentro de comunicadores católicos.
Doná a AICA.org

Organizada por la Escuela Universitaria de Teología (EUT) del obispado de Mar del Plata, el sábado 4 de junio se llevó a cabo una Jornada Académica de Comunicadores Eclesiales, que reunió de manera online a agentes de pastoral y comunicadores de distintos puntos de la Argentina.

La Jornada fue ocasión para realizar un homenaje a monseñor Jorge Casaretto, obispo emérito de San Isidro, al cumplirse 25 años del I Encuentro de Comunicadores Católicos de Mar del Plata, que el obispo llevó adelante junto con el siervo de Dios cardenal Eduardo Pironio.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del rector de la Escuela Universitaria, monseñor Luis Albóniga, quien presentó al presidente de la CEA, monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro; el obispo de Mar del Plata y gran canciller de la Universidad, monseñor Gabriel Antonio Mestre; y el presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, monseñor Gabriel Bernardo Barba, obispo de San Luis, que acompañaron a monseñor Casaretto en este homenaje.

El primero en tomar la palabra fue monseñor Ojea, que consideró “una alegría enorme” participar de este homenaje a Jorge Casaretto que, como presidente de la Comisión Episcopal de Comunicaciones, junto al cardenal Pironio presidió hace 25 años el primer encuentro nacional de comunicadores.

Recordando la dicha de haber conocido desde muy joven al cardenal Pironio, consideró que “una de las cosas destacadísimas era su capacidad de escucha”, y ejemplificó: “Uno estaba 15 minutos con él, pero en esos 15 minutos sentía que todo el ser de Pironio estaba pendiente a lo que el otro corazón iba compartiendo”.

Seguidamente, y tomando la figura del cardenal como ejemplo, reflexionó sobre la escucha. En primer lugar, mencionó el modo de escuchar de Jesús, al privillegiar el grito de los pobres. En el pasaje del ciego de Bartimeo, recuerda cómo ese grito del que necesita es puesto por Jesús por encima de cualquier otra demanda.

La escucha es simple pero muy difícil, señaló monseñor Ojea, porque implica abrirse interiormente a lo que el otro desea compartir, y entender palabras y silencios, que traen consigo una historia que también hay que saber comprender.

La escucha verdadera es activa y es receptiva, dijo el obispo. Escuchar con nitidez requiere silencio exterior e interior. También requiere un entrenamiento y comienza con una decisión, de agudizar los oídos y la atención, para descifrar lo que está detrás de las palabras. Además, aseguró, conectarnos con nuestros deseos y con nuestro corazón también hace al ejercicio de la escucha. 

En ese sentido, exhortó a escuchar la realidad, escuchar el contexto social que a veces nos resulta tan difícil.

A su turno, monseñor Barba, presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social y obispo de San Luis, agradeció por el espacio de formación y dirigió unas palabras de agradecimiento a monseñor Casaretto, valorando especialmente su tarea.

El obispo se refirió luego a la expresión “Iglesia en salida”, y planteó el interrogante: “¿Salir de qué modo?”. Al respecto, reflexionó: "No es lo mismo salir ‘desde arriba’ como quien busca instruir al ignorante, que salir 'tras los pasos de Cristo', compartiendo esa luz de la buena noticia, de la fraternidad, anunciando el Evangelio de ese modo”.

Estos espacios de formación, como el que brinda la EUT, van purificando esa escucha que debemos tener y el anuncio que debemos realizar, “para que nuestros modos tengan que ver con los de Jesús”.

El padre Albóniga leyó luego la resolución por la que se nombra Doctor Honoris Causa de la Escuela Universitaria de Teología a monseñor Casaretto.

El obispo de Mar del Plata y gran canciller de la Escuela Universitaria de Teología, monseñor Gabriel Mestre, se dirigió a monseñor Casaretto y afirmó: “Mar del Plata ha sido, es y será siempre tu casa”. 

“Sos un verdadero pastor de la Iglesia y un verdadero líder social”, aseguró el obispo, y valoró su integridad, su actitud de diálogo y su hombría de bien. “Gracias por tu vida, que queremos hacer presente y concreto con este Doctorado Honoris Causa”, expresó, y desde sus hogares, los presentes brindaron un aplauso al homenajeado.

Monseñor Casaretto agradeció “tantas alabanzas” hechas a su persona. “Al recibir este doctorado lo hago extensivo a toda la gente que colaboró en ese momento” en la realización del primer Encuentro de Comunicadores Sociales, y sobre todo quiso homenajear al cardenal Pironio.

Al respecto, contó una anécdota: “Cuando organizamos este congreso, veníamos de trabajar en la Pastoral de Juventud, donde cada tres años teníamos un encuentro masivo. Esto lo quismos trasladar a la Pastoral de Comunicación. Hicimos un encuentro en Mar del Plata primero, y después en Rosario. Y esta fue una dimensión pastoral que elaboramos entre todos, porque llevaba, en el orden nacional, a generar una inquietud, un contagio, un deseo de pastoralidad muy fuerte”.

“Fue una metodología útil, tanto en juventud como en comunicación. La clave del encuentro fue llamar a Pironio y le dijimos: ‘cardenal, tenemos un encuentro de comunicadores’. Y él dijo: ‘yo de Comunicación, ¿qué puedo decir?’. ‘Usted hable de la espiritualidad de los comunicadores’”. Cuando llegó, y para su sorpresa -porque esperaba 100 o 200 asistentes- se encontró con mil personas.

“La atracción que generaba Pironio excedía el interés por la comunicación”, aseguró monseñor Casaretto. “Pironio estaba realmente contento, por eso creo que hoy estamos, ante todo, homenajeando la figura del cardenal”. “Acepto este doctorado en orden a toda al gente que trabajó tanto y especialmente honrando la memoria del cardenal Pironio”, sostuvo.

En segundo lugar, retomó el tema de la capacidad de escucha en el cardenal Pironio. Entre las claves de la comunicación, el obispo emérito de San Isidro incluyó la necesidad de un gran mensaje -el mensaje de Cristo-; la necesidad de comunicadores muy firmes y convencidos, pero que sepan escuchar, porque hay que ver de qué manera comunicamos y con qué espíritu salimos a comunicar, y en eso “creo que Pironio fue un gran maestro, que supo escuchar y adaptarse a cada ambiente donde le tocó actuar, como sacerdote, como obispo, en el mundo religioso post concilio, y en el mundo laical”, afirmó.

La jornada continuó con dos conferencias, la primera de ellas, a cargo del padre José María Rodríguez Olaizola SJ, quien desde España se refirió a “La espiritualidad y la actitud del comunicador católico en este tiempo".

La segunda conferencia estuvo a cargo de la licenciada Claudia Peiró (Argentina), periodista y licenciada en Historia. El tema fue: "La comunicación como catalizador del cambio epocal".

Luego, se presentpo el proyecto Diplomatura en Comunicación 2022 de la EUT, y se desarrolló el acto académico de entrega de diplomas a egresados de la DipCom 2021.+