Miércoles 7 de diciembre de 2022

Chile inicia hoy el Mes dedicado a María

  • 8 de noviembre, 2022
  • Santiago (Chile) (AICA)
"Con María nos ponemos en camino", es el lema de este año de la concurrida y tradicional devoción mariana que se celebra en el país trasandino hace más de 150 años.
Doná a AICA.org

La Iglesia en Chile inicia este 8 de noviembre el Mes de María, nuevamente de manera presencial, se rezará diariamente en los templos y capillas de todo el país, y se extenderá hasta la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, el 8 de diciembre.

La Comisión Nacional de Santuarios y Piedad Popular de la Conferencia Episcopal Chilena (CECh) en conjunto con la Universidad Católica del Norte, elaboraron un especial en su sitio web www.iglesia.cl/especiales/mesmaria2022 con material para reflexionar cada día.

El lema inspirador este año será “Con María nos ponemos en camino”, y el material propuesto incluye un esquema con oraciones, texto bíblico o del magisterio para cada semana, reflexión y preguntas para incentivar la conversación en el grupo, y el rezo del rosario. Además, cada semana se propone un concepto para la reflexión: esperanza, diálogo, justicia, reencuentro y paz, serán los que motiven el diálogo. Para este año se proponen una serie de oraciones de diversos autores y tradiciones marianas.

“Que este Mes de María sea una oportunidad para reconocernos como Pueblo de Dios que peregrina en Chile y que, junto con la Virgen, avance en busca de caminos de unidad, diálogo y paz. Pues estamos convencidos que la auténtica paz –la que está construida sobre la justicia y la fraternidad– es el anhelo más profundo que tenemos todos los chilenos y chilenas para nuestro país y nuestra Iglesia”, destacan los organizadores.

El Mes de María es una de las devociones más populares en Chile. Tiene su origen en 1850 cuando dirigía el Seminario Pontificio de Santiago, Joaquín Larraín Gandarillas, después obispo auxiliar de Santiago y primer rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Probablemente Larraín conoció esta devoción en Europa y la trajo a Chile, pero cambió la fecha de su celebración, dejándola desde el 8 noviembre al 8 de diciembre, con la misma estructura actual. El sacerdote ubicó este mes como preparación a la proclamación del dogma de la Inmaculada Concepción, del Papa Pío IX, el 8 de diciembre de 1854.

Esta nueva costumbre -unida a la larga tradicional mariana presente en América desde la primera evangelización española- se impuso rápidamente en todo el país y llegó a ser masiva, profundamente arraigada.

A mediados del siglo pasado era una tradición muy respetada y concurrida, momento de encuentro de los habitantes de los poblados y campos.+