Jueves 13 de junio de 2024

Buenos Aires celebra este domingo la fiesta de la Divina Misericordia

  • 13 de abril, 2023
  • Buenos Aires (AICA)
El Santuario Jesús Misericordioso recibirá, este 16 de abril desde las 7 hasta las 22, a los fieles y peregrinos que quieran recibir las gracias especiales de esta Fiesta.
Doná a AICA.org

El próximo 16 de abril, segundo domingo de Pascua, la Iglesia Universal celebrará la Fiesta de la Divina Misericordia, la cual fue instituida por San Juan Pablo II para recordarnos el inmenso perdón de Cristo.

En la Arquidiócesis de Buenos Aires, el Santuario Jesús Misericordioso (Dr. Pedro Ignacio Rivera 4591) recibirá a fieles y peregrinos para celebrar el día con diferentes actividades. El templo recibirá este domingo 16 de abril, desde las 7 hasta las 22. a los fieles y peregrinos que quieran recibir las gracias especiales de esta fiesta.

Durante el día, se realizarán múltiples misas, visitas al Ícono de Jesús Misericordioso, una procesión por las calles del barrio, el rezo de la coronilla, imposiciones de manos y confesiones.

La instauración de la fiesta de la Divina Misericordia fue un pedido especial que Jesús hizo a la Iglesia a través de las revelaciones a santa Faustina Kowalska. “La Fiesta de la Misericordia ha salido de mis Entrañas, deseo que se celebre solemnemente el primer domingo después de la Pascua. La humanidad no conocerá paz hasta que se dirija a la Fuente de Mi misericordia” (Diario, 699).

Esta fiesta fue establecida en la Iglesia en el año 2000 por el Papa Juan Pablo II, como una invitación continua para el mundo cristiano a confiar en la benevolencia divina e imitarla.

Esta devoción se ha extendido en todo el mundo por las gracias especiales que el Señor concede a sus fieles devotos. No obstante, su importancia radica en recordar el mensaje que el mismo Cristo nos transmitió: Dios es Misericordioso y nos ama a todos, “y cuanto más grande es el pecador, tanto más grande es el derecho que tiene a Mi misericordia”, como transcribió santa Faustina en su diario.

La Iglesia porteña se une a la oración de la Iglesia en todo el mundo para celebrar esta fiesta, pedida especialmente por el Señor.+