Domingo 17 de octubre de 2021

Benedicto XVI envió su bendición a Croacia golpeada por un terremoto

  • 22 de enero, 2021
  • Zagreb (Croacia) (AICA)
Benedicto XVI escribió al arzobispo de Zagreb, Card. Josip Bozanic, asegurándole su cercanía a Croacia y sus oraciones por las personas afectadas por el reciente terremoto.
Doná a AICA.org

En respuesta a las felicitaciones navideñas que recibió del cardenal arzobispo de Zagreb, Josip Bozanic, el papa emérito, Benedicto XVI, envió una carta en la que expresó su cercanía a Croacia, aseguró sus oraciones por las personas afectadas por el reciente terremoto y bendijo a todo el país, reveló la agencia ACIprensa.

El terremoto ocurrió el 29 de diciembre y tuvo como epicentro la diócesis de Sisak en donde la Cáritas continúa trabajando mientras que se prosigue con la reconstrucción.

En la misiva, Benedicto XVI describe que “en el momento que comencé a escribir algunas líneas de felicitación por el nuevo año y para agradecerle su hermosa carta del 10 de diciembre, recibí la noticia del terremoto que causó numerosas destrucciones en su amada arquidiócesis”.

“Solo puedo comunicarles mi profunda emoción y mi participación en el dolor, creado por este hecho incomprensible. Con toda mi casa rezo al Niño Jesús para que vea el padecimiento de tantas personas inocentes y que ayude a reconstruir desde las destrucciones”, escribió el papa emérito.

Por último, Benedicto XVI señaló que acepta “con todo el corazón su solicitud de bendecir la Iglesia de Zagreb y toda Croacia”.

El terremoto del 29 de diciembre tuvo una magnitud de 6,4 grados y se registró a tres kilómetros de la localidad croata de Petrinja.

El fenómeno geológico estuvo precedido por otros dos terremotos registrados el día anterior, de menor magnitud, y le sucedieron otros tres, uno el mismo martes 29 y otros dos el miércoles 30 de diciembre.

Sus efectos se notaron también en otros países de la región de los Balcanes, como Bosnia y Herzegovina, Serbia, Montenegro, además de otros países cercanos como Austria, Hungría, Rumania, Alemania e Italia. Al menos 7 personas fallecieron y hubo numerosos heridos.

Además, el terremoto provocó el desplome de algunos edificios y el daño de muchas infraestructuras, entre las cuales, vías de comunicación, escuelas, hospitales, edificios públicos, y también varias iglesias.

Actualmente continúan los trabajos de poner en seguridad algunos de los edificios dañados. El 11 de enero se retiró el techo de la catedral de la Exaltación de la Cruz en Sisak y se recuperaron de entre los escombros tres campanas.

El 4 de enero el cardenal Josip Bozanic, junto con los dos obispos auxiliares de la arquidiócesis de Zagreb, visitaron la diócesis de Sisak y a su obispo, monseñor Vlado Kosic.

“Estamos aquí -dijo el cardenal Bozanic- para mostrar solidaridad, para testimoniar la cercanía al obispo Kosic y a los fieles a él confiados, así como también a todos los habitantes de esta zona que sufrieron el terremoto, pero también para rendir homenaje a quienes vinieron a ayudar los necesitados, especialmente nuestros jóvenes”.

Por su parte, la Cáritas y algunas conferencias episcopales se movilizaron para ayudar. La Conferencia Episcopal Italiana (CEI) envió 500 mil euros para ayudar a la emergencia.+