Lunes 16 de mayo de 2022

Atentado en Nueva York: Pesar y solidaridad del arzobispo de Rosario

  • 1 de noviembre, 2017
  • Rosario (Santa Fe) (AICA)
El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, junto con los obispos de la Conferencia Episcopal Argentina, manifestó su pesar y su solidaridad en la oración, tras conocer que cinco rosarinos figuran entre los muertos por el atentado terrorista perpetrado en Nueva York. En un mensaje, el prelado pidió que "el Señor Jesús, consuelo y fortaleza del creyente, los conduzca a la alegría de la felicidad eterna" y otorgue a sus familiares y amigos "el don de la esperanza que reconforta en los momentos más difíciles, para seguir confiando en su misericordia que alivia y da serenidad y paz".
Doná a AICA.org
El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, junto con los obispos de la Conferencia Episcopal Argentina, manifestó su pesar y su solidaridad en la oración, tras conocer que cinco rosarinos figuran entre los muertos por el atentado terrorista perpetrado en Nueva York.

En un mensaje, el prelado pidió que "el Señor Jesús, consuelo y fortaleza del creyente, los conduzca a la alegría de la felicidad eterna" y otorgue a sus familiares y amigos "el don de la esperanza que reconforta en los momentos más difíciles, para seguir confiando en su misericordia que alivia y da serenidad y paz".

Texto del mensaje

"Dios amó tanto al mundo que entregó a su Hijo único para que todo el que crea en él no muera, sino que tenga Vida eterna" (Jn 3,16)

En estos momentos de conmoción por la muerte de cinco hermanos rosarinos, víctimas del atentado terrorista de Nueva York, el Arzobispo de Rosario, Mons. Eduardo Martín junto a los Obispos de la Conferencia Episcopal Argentina, manifiestan su gran pesar a la vez que expresan su solidaridad en la oración, para que el Señor Jesús, consuelo y fortaleza del creyente, los conduzca a la alegría de la felicidad eterna y otorgue a sus familiares y amigos el don de la esperanza que reconforta en los momentos más difíciles, para seguir confiando en su misericordia que alivia y da serenidad y paz.

A la Santísima Virgen del Rosario, "vida, dulzura y esperanza nuestra", le pedimos su intercesión maternal para que todos nosotros, peregrinos en la tierra, mantengamos siempre orientados los ojos y el corazón hacia la meta última que anhelamos, la Casa del Padre del Cielo y allí podamos reencontrarnos con estos hermanos nuestros.

Rosario, 1º de noviembre de 2017, solemnidad de todos los Santos.
+