Jueves 13 de mayo de 2021

Asumió en Goya el nuevo delegado diocesano de Pastoral Familiar y de Novios

  • 24 de marzo, 2021
  • Goya (Corrientes) (AICA)
En una misa presidida por el obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, inició su misión al frente de la Pastoral Familiar y de Novios el presbítero Boris Escobar Sejas.
Doná a AICA.org

En el marco de la fiesta en honor de San José, el obispo de Goya, monseñor Adolfo Ramón Canecín, presidió una misa en la catedral Nuestra Señora del Rosario y puso en funciones al padre Boris Escobar Sejas de la Congregación del Santísimo Redentor, que inició su misión de acompañar a la Pastoral Familiar y de Novios en la diócesis.

En su homilía, el obispo destacó la decisión del papa Francisco de dedicar este año a la figura de San José y la carta Patris Corde, escrita por el Pontífice al cumplirse 150 años de la declaración de San José como patrono de la Iglesia universal, “este José que supo amar a Jesús con el corazón de Padre”.

Monseñor Canecín recordó la expresión del papa Francisco que señala: “Después de María, Madre de Dios, ningún santo ocupa tanto espacio en el Magisterio pontificio como José, su esposo”, remarcando que es “la persona más importante en la historia de la salvación”.

“José no dice ninguna palabra” en las sagradas escrituras, destacó el obispo. “Su vida, gestos y actitudes, fueron respondiendo al plan y proyecto de Dios, han sido las palabras más elocuentes”.

“José fue hombre de profunda fe, cree en Dios; una fe que se tradujo en la obediencia de la fe” subrayó el obispo y resaltó: “¡Qué valor el de José!, su fe hace que se cumpla el plan, sueño y proyecto de Dios en su vida”.

En ese sentido, animó a los fieles a “que este año podamos crecer en el conocimiento y en la devoción a San José”.

“El Papa está muy preocupado por el tema de las familias, por eso, este año de la familia que comenzamos nos dediquemos a releer el documento para descubrir la hermosura y la belleza, sobre todo, a quienes Dios los llama a construir matrimonios, sanos y santos, como el de María y José”.

Pidió “tener una acogida artesanal, cercana, a las diferentes realidades familiares, que a veces, tienen mucho dolor, porque sufren  muchas angustias y muchas maneras de conformar “por eso “procuren acompañar acoger y acompañar”.

Por su parte el padre Boris Javier Escobar Sejas CSSR recordó que “con suficiente tiempo para preparar el corazón, el obispo me pidió que discierna si podía cumplir este servicio para prestar en la diócesis” porque “en su corazón de pastor tiene decidido encarar la Pastoral Familiar y de Novios”.

“Tuve el tiempo suficiente para rezar y charlar con los hermanos, somos una congregación, que tiene como prioridad las familias” subrayó, y valoró “en este tiempo, como están las familias con sus luchas, que el obispo cuente conmigo”.

“Aprovechemos este viento favorable que el Papa nos regala al declarar este año de la Familia y nos anima a releer el documento post sinodal “la Alegría del Amor” animó el padre Boris, y añadió: “Descubran que Dios ya está caminando en nuestras diócesis, en muchas experiencias familiares”.+