Miércoles 2 de diciembre de 2020

Ante la emergencia de la pandemia, un "alto el fuego global", pidió el Papa

  • 29 de marzo, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Palabras del Santo Padre al finalizar el rezó del Ángelus

En la actual emergencia por la pandemia, "que no conoce fronteras", hay necesidad de urgente "alto el fuego global e inmediato en todos los rincones del mundo", pidió este domingo el papa Francisco, tras concluir la oración del Ángelus.



El pontífice hizo suyo el llamamiento lanzado hace unos días por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, preocupado porque "en los países en guerra los sistemas de salud colapsaron y los trabajadores de salud, ya reducidos, a menudo fueron atacados".



En la actual emergencia por la pandemia, "que no conoce fronteras", hay necesidad de urgente "alto el fuego global e inmediato en todos los rincones del mundo", pidió este domingo el papa Francisco, tras concluir la oración del Ángelus. El pontífice hizo suyo el llamamiento lanzado hace unos días por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, preocupado porque "en los países en guerra los sistemas de salud colapsaron y los trabajadores de salud, ya reducidos, a menudo fueron atacados".



Varias personalidades han expresado sus temores si la pandemia afecta a países como Siria, Palestina y Yemen, o muchos países africanos.



"Me uno, dijo el Papa, a los que aceptaron este llamamiento e invito a todos a seguir deteniendo todas las formas de hostilidad de guerra, promoviendo la creación de corredores para la ayuda humanitaria, apertura a la diplomacia, atención a los que se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad.



El compromiso conjunto contra la pandemia puede llevar a todos a reconocer nuestra necesidad de fortalecer los lazos fraternos como miembros de una familia humana.



En particular, suscitar un compromiso renovado para superar las rivalidades entre los líderes de las naciones y otras partes interesadas. ¡Los conflictos no se resuelven mediante la guerra! Es necesario superar antagonismos y contrastes, a través del diálogo y una búsqueda constructiva de la paz”.



En este momento, mis pensamientos están dirigidos a todas las personas que se ven obligadas a vivir en grupos: casas de reposo, barracas y, sobre todo, cárceles". Citando un estudio que leyó en los últimos días, el pontífice hizo hincapié en el problema del hacinamiento en los lugares de castigo, presagios de situaciones "que podrían convertirse en una tragedia". +