Viernes 14 de junio de 2024

Ángelus: la Sagrada Familia nos enseña a confiar siempre en Dios

  • 31 de diciembre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Papa celebró este domingo la Fiesta de la Sagrada Familia reflexionando sobre cómo nunca debemos perder la capacidad de maravillarnos ante Dios, incluso en medio de las dificultades.
Doná a AICA.org

La Sagrada Familia, a pesar de las muchas dificultades y dolores que afrontó, nos muestra cómo maravillarnos ante Dios, cómo invitarlo a estar entre nosotros y dejar que la paz y el amor se regeneren: este es el mensaje del Papa Francisco durante el último Ángelus del año, rezado el domingo 31 de diciembre de 2023, fiesta de la Sagrada Familia.

Dirigiéndose a los peregrinos que se le unieron para rezar la oración mariana, el Papa reflexionó sobre el Evangelio de san Lucas, que narra la presentación del Niño Jesús en el templo.

Recordó que la Sagrada Familia llegó al templo llevando un regalo, un testimonio de su pobreza, y que al final María recibe una profecía: “Y una espada traspasará tu propia alma”.

“Llegan en la pobreza y salen cargados de sufrimiento”, dijo el Santo Padre, destacando cómo “la Familia de Jesús, la única familia en la historia que podía presumir de tener a Dios presente en carne y hueso entre ellos, en lugar de ser rica, ¡era pobre!". En efecto, en lugar de estar libre de dificultades, señaló acerca de ellos: “¡Esta familia está inmersa en tremendos dolores!”.

Esto, continuó el Papa, dice algo muy hermoso a nuestras familias: que Dios no está más allá de los problemas, sino que vino “a vivir nuestra vida con sus problemas”.

“Él nos salvó de esta manera, viviendo entre nosotros”.

La cercanía de Jesús
El pontífice continuó recordando cómo Jesús vino al mundo siendo un bebé, vivió en familia con sus padres y pasó la mayor parte de su tiempo creciendo y aprendiendo: “Una vida cotidiana, oculta y en el silencio”, y añadió: “No evitó las dificultades”.

Al elegir una familia “experta en sufrimiento”, explicó el Santo Padre, les dice a las familias que Él sabe lo que sufren y lo que viven, porque Él lo experimentó: “Yo, mi madre y mi padre lo vivimos, para poder decirle también a tu familia: '¡No estás sola!'”

Maravillarse ante Dios
El Papa continuó sosteniendo el ejemplo de la Sagrada Familia y su mensaje a todas nuestras familias.

En primer lugar, reiteró la actitud de José y María, que “se maravillaron de lo que se decía de Jesús”, y afirmó: “Su capacidad de maravillarse puede ser un secreto para progresar bien como familia”.

Así, invitó a los fieles a saber cómo “maravillarse ante Dios, viviendo momentos sencillos de oración en casa, juntos, como si lo invitáramos a estar entre nosotros”.

“De esta manera, permitimos que se regenere la paz y el amor que sólo Él puede dar”, dijo.

También es bueno, añadió, “saber maravillarse ante el cónyuge”, y luego “maravillarse ante el milagro de la vida, de los hijos”, y “maravillarse ante la sabiduría y la serenidad de los abuelos, que devuelven la vida a lo esencial”.

“¡Maravíllate ante el milagro de la vida!”,exclamó en ese sentido. 

“Para maravillarnos, al final”, dijo el Papa, “de nuestra propia historia de amor, en la que Dios cree, incluso cuando parece que prevalecen las partes negativas”.

Que María, Reina de la familia, concluyó, “nos ayude a maravillarnos cada día del bien, y a saber verlo en el rostro de quienes están más cerca de nosotros”.+