Lunes 8 de agosto de 2022

Añatuya celebrará la Coronación Pontificia de la Virgen de Huachana

  • 28 de junio, 2022
  • Añatuya (Santiago del Estero) (AICA)
Luego de dos años sin presencialidad -que impidieron celebrar el bicentenario de la Virgen- la comunidad de Añatuya se prepara para los 202 años de la Madre de Huachana y su Coronación Pontificia.
Doná a AICA.org

La diócesis de Añatuya se prepara para celebrar en julio a Nuestra Señora de Huachana, a 202 años de la visión en el monte santiagueño. Luego de dos años sin presencialidad, se espera que sean muchos los peregrinos y devotos que este año visiten el santuario.

En ocasión de los 200 años, en 2020 se había pedido la coronación pontificia de la imagen de la Virgen, y se decidió trasladarla para cuando la comunidad pudiera reencontrarse como familia grande. Por ese motivo, la celebración central por los 202 años será el próximo 31 de julio.

Pese a que ya existen imágenes "coronadas" como signo de cariño y devoción de los fieles, la coronación pontificia la reconoce oficialmente por parte de la Iglesia y recibe del Santo Padre, el papa Francisco, su consentimiento para que en su nombre se le dedique una nueva y definitiva. El gesto se identifica como el máximo reconocimiento que puede darse a una imagen de culto, que reúne una serie de requisitos para la aprobación de la Santa Sede en esta materia.

Coronar a María es proclamarla Reina, así la llamamos en las letanías del Santo Rosario: Reina de los Ángeles, Reina de los Apóstoles, Reina de la Familia, Reina de la Paz, y la proclamamos Reina del Universo en comunión con su Hijo Jesucristo, vencedor del pecado y de la muerte» 

La Virgen es Reina, no sólo por ser Madre de Dios, sino también por haber sido asociada a la misión salvadora del Señor y es Reina precisamente amándonos y ayudándonos en todas nuestras necesidades. Porque en clave del Evangelio reinar es servir, amar, entregarse como humildes servidores, como el mismo Jesús que no vino a ser servido sino a servir. 

Por ello, al recibir de la Santa Sede el permiso de hacerlo en esta próxima fiesta, los fieles huachaneros expresan su alegría y el agradecimiento especial a la Virgen por sus cuidados durante el duro tiempo último que hemos transcurrido y porque ahora nos podemos volver a convocar en torno a la Madre del cielo y del monte santiagueño. 

La coronación de la Imagen de la Madre de Dios es ante todo una manifestación de gratitud filial y de amor del pueblo de Dios por María, que cuida de todos los pueblos con su protección maternal.

Poner la corona sobre la imagen de María significa, en primer lugar, glorificar a Dios mismo que eligió a la Virgen María como Madre del Señor y la entrega como Madre de la Iglesia; es expresar que queremos imitarla y seguirla en su disposición y entrega, modelo e inspiración para la misión cotidiana de sus devotos; es decirle que somos suyos y que queremos permanecer en esta alianza de Amor.

En la provincia de Santiago del Estero será la segunda oportunidad de un acontecimiento así, ya que en 2009 se procedió a la Coronación Pontificia de la imagen de Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa y del Niño Jesús que descansa en sus brazos.

Hace más de 200 años, muchos habitantes de Santiago del Estero y otras provincias decidieron que Nuestra Señora de Huachana sería su Reina; ella es su patrona y protectora, su presencia anida en el corazón del pueblo. Después de dos siglos, la comunidad pidió la Coronación Pontificia de la Virgen para decirle que no nos suelte de su mano y sea nuestra guía para seguir a su Hijo amado y nuestro Señor Jesucristo.+