Sábado 29 de enero de 2022

Abrieron una casa para ancianos en situación de calle

  • 27 de julio, 2015
  • Moreno (Buenos Aires)
La fundación Manos Abiertas, que dirige el sacerdote jesuita Ángel Rossi, inauguró el domingo 26 de julio, en coincidencia con el Día de los Abuelos, un hogar para adultos mayores en situación de calle o desamparo. El obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Maletti, participó de la apertura del centro de acogida.
Doná a AICA.org
La fundación Manos Abiertas, que dirige el sacerdote jesuita Ángel Rossi, inauguró el domingo 26 de julio, en coincidencia con el Día de los Abuelos, un hogar para adultos mayores en situación de calle o desamparo. El obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Maletti, participó de la apertura del centro de acogida.

Monseñor Maletti presidió una Eucaristía concelebrada con el padre Rossi y otros sacerdotes en el convento de las hermanas clarisas, que estarán a cargo de la flamante Casa del Encuentro San Francisco y Santa Clara. Luego de la misa, a la que asistieron las religiosas y los laicos voluntarios de esta institución eclesial, todos partieron en procesión hacia el inmueble.

El presbítero Julián Ortiz, delegado diocesano de la Pastoral de la Salud, fue el encargado de presidir el rezo y bendecir las instalaciones. Durante el breve acto, el padre Rossi, fundador de Manos Abiertas, expresó: "Las palabras tienen que hacerse gesto. El desafío es que cada una de nuestras obras sea un gesto ante una necesidad concreta".

El albergue inaugurado funciona en la antigua sede de la curia diocesana. Según explicaron desde la institución, se recibirá a mayores en desamparo que viven en situación de gran vulnerabilidad y no cuentan con un lugar de residencia fijo, brindándoles contención y atención integral.

Para más información, puede escribirse a voluntariado.ba@manosabiertas.org.ar.+