Jueves 1 de diciembre de 2022

"A menudo vemos que la naturaleza de la familia es atacada", lamentó el Papa

  • 1 de septiembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco recibió este jueves 1 de septiembre a los padres de Schönstatt a los que instó a dar respuestas a las preocupaciones de los hombres y mujeres de hoy.
Doná a AICA.org

El papa Francisco recibió hoy, jueves 1 de septiembre,  a los padres de la comunidad de Schönstatt, movimiento mariano católico nacido en Alemania en 1914, con motivo del Capítulo General, y les pidió que dieran una respuesta a las luchas y angustias de la sociedad.

En las “situaciones oscuras” de hoy, entre “matrimonios en crisis, jóvenes tentados, ancianos olvidados, niños que sufren”, mientras la familia es atacada y las “colonizaciones ideológicas” intentan “saquear salvajemente” los propios valores humanos, es necesario convertirse en portadores de esperanza.

El nuevo superior general, el padre Alexandre Awi Mello, fue secretario del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y el Papa le agradeció su trabajo: “Fue mi secretario en Aparecida, luego mi guía en Río de Janeiro y después mi secretario aquí. Gracias por su colaboración durante estos años en comunión con el Sucesor de Pedro, en beneficio de toda la Iglesia”.

Portadores de un mensaje de esperanza
Ya dirigiéndose a la comunidad el Papa afirmó: “Prestan un hermoso servicio a la Iglesia y al mundo, especialmente acompañando a las familias en los diversos acontecimientos y vicisitudes que atraviesan, anunciando a todos sus miembros la belleza de la 'Alianza de Amor' que el Señor estableció con su pueblo. Hoy hay muchos matrimonios en crisis, jóvenes tentados, ancianos olvidados, niños que sufren. Ustedes son portadores de un mensaje de esperanza en estas situaciones oscuras por las que pasa cada etapa de la vida”.

"Esto - añadió el Papa, distanciándose del texto escrito - va un poco de la mano de este expolio de los valores humanos, un saqueo que hacen salvajemente las colonizaciones ideológicas de todo tipo".

Distancias e ideologías
Sí, dice Francisco, "el mundo nos pide cada vez más que demos respuestas a las preguntas y ansiedades de los hombres y mujeres de nuestro tiempo".

Y una de las preocupaciones más serias es sobre la familia y su naturaleza: “A menudo vemos que la naturaleza de la familia es atacada por diversas ideologías, que sacuden los cimientos que sostienen la personalidad del ser humano y, en general, de toda la sociedad. Además, en el seno de las familias, en muchas ocasiones se observa una distancia de entendimiento entre los mayores y los jóvenes”.

El pontífice recordó su ciclo de catequesis en la audiencia general de los miércoles para reiterar que "la alianza entre las generaciones, es decir, entre los más viejos y los más jóvenes, es lo que puede salvar a la humanidad, porque así se preserva la identidad personal y familiar".

En la familia "no sólo se hereda una herencia genética o un apellido, sino también y sobre todo la sabiduría de lo que significa ser humano, según el plan de Dios". Por tanto, el misterio de nuestra redención está también íntimamente ligado a la experiencia del amor en las familias. Y no olvidemos que, en última instancia, la fe se transmite siempre en "dialecto" a través de las familias, los ancianos, los abuelos.

El ejemplo de la Virgen
El modelo es la Sagrada Familia, y especialmente la Virgen María, "que cuida de todos sus hijos e hijas, especialmente de los más pobres de cuerpo y espíritu, con amor tierno y comprometido". Los miembros de Schönstatt veneran a la Virgen con "gran amor" bajo el título de "Madre Tres Veces Admirable". "Ella es un modelo fundamental para todos, que nos impulsa a construir puentes basados en la caridad fraterna y la comunión de bienes con los más necesitados", subrayó Francisco.

Concluyó animando "a seguir adelante en sus apostolados, renovándose siempre con la gracia del Espíritu Santo y mostrando valor para abrir nuevos caminos al servicio de las familias, para hacer brillar la belleza de la Alianza establecida entre Dios y el hombre a través de la espiritualidad y la vivencia de los valores cristianos".+