Jueves 9 de diciembre de 2021

El Papa visita un Centro Rural de Servicios Sociales en Temara

  • 31 de marzo, 2019
  • Temara (Marruecos)
Dátiles, cantos y alegría en la visita que el papa Francisco realizó el domingo 31 de marzo al centro rural de Servicios sociales de Temara, iniciando su segundo día de visita apostólica a Marruecos.
Doná a AICA.org
Dátiles, cantos y alegría en la visita que el papa Francisco realizó el domingo 31 de marzo al centro rural de Servicios sociales de Temara, iniciando su segundo día de visita apostólica a Marruecos.

Un coro formado por más de 150 niños, recibió al pontífice a su llegada a este Centro Social que es gestionado por tres religiosas españolas de las Hijas de la Caridad, que cuidan, dan de comer y educan a los más desfavorecidos.

El Santo Padre regaló al Centro un cuadro de madera de la Sagrada Familia, realizado con técnicas artesanales en el ámbito de la cultura cristiana bizantina.

Temara se encuentra a unos 20 km al sur de la capital de Marruecos, Rabat, a lo largo de la carretera a Casablanca. En esta área suburbana, tres Hijas de la Caridad dirigen el "Centro Rural para Servicios Sociales", que brinda a alrededor de 150 niños atención material y psicológica.

La hermana Gloria Carrilero, superiora de la comunidad, es miembro del personal del Centro desde 1990. La hermana María Luisa Quintana llegó dos años después, y la hermana Magdalena Mateo llegó en 2006. Las tres proceden de España. Viven en medio de sus vecinos musulmanes sin una cerca alrededor de su casa o rejas en sus ventanas.

El Centro fue fundado hace 44 años para curar las quemaduras que los niños y adultos sufren a menudo mientras cocinan a fuego abierto fuera de sus hogares.

Las Hijas de la Caridad son asistidas por maestros y enfermeras marroquíes locales, ya que abren sus puertas cada mañana a las 8 para dar la bienvenida a 40 niños de entre 3 y 15 años. Los niños reciben un desayuno, una merienda y almuerzo, y clases escolares.

Las hermanas también ayudan a las mujeres locales con remedios, pañales y alimentos para sus recién nacidos. Incluso organizan cursos para ayudar a mujeres analfabetas a aprender a leer y a sumar.

La gracia de estar entre los musulmanes
La hermana Gloria Carrilero explicó a VaticanNews que el ministerio de las Hijas de la Caridad está dirigido a los musulmanes, ya que los católicos más cercanos son los padres franciscanos en Rabat.

"He vivido con los musulmanes por más de 28 años", dijo, "y creo que ha sido una gran gracia del Señor compartir sus vidas y servirlos". Los musulmanes me han enseñado tantas cosas, todas buenas: generosidad, franqueza y acogida, hospitalidad y cuidado de los pobres. Me han enseñado una lección y me han enseñado cómo ponerlo en práctica. Y como católica lo he aceptado".

La hermana Gloria dijo la visita del papa Francisco a esta nación de mayoría musulmana "es una gran riqueza y gracia".

Tras abandonar el Centro Rural de Servicios Sociales de Temara, Francisco se trasladó hasta la catedral de Rabat para encontrarse con los sacerdotes, religiosos y religiosas y el Consejo Ecuménico de Iglesias. Será allí donde pronunciará su primer discurso del día y donde seguidamente, rezará la oración mariana del Ángelus. +