Sábado 4 de diciembre de 2021

El Papa llegó a Rabat y fue recibido por el rey Mohamed VI

  • 30 de marzo, 2019
  • Rabat (Marruecos)
El papa Francisco llegó hoy a Rabat, Marruecos, para iniciar una visita apostólica de dos días casi 33 años después del viaje que realizó el papa Juan Pablo II en 1985 al país magrebí. A su llegada, el pontífice fue recibido por el rey Mohamed VI que estaba acompañado de su hijo, el príncipe heredero Moulay Hassan, y el hermano del monarca, el príncipe Moulay Rachid.
Doná a AICA.org
El papa Francisco llegó hoy a Rabat, Marruecos, para iniciar una visita apostólica de dos días casi 33 años después del viaje que realizó el papa Juan Pablo II en 1985 al país magrebí. A su llegada, el pontífice fue recibido por el rey Mohamed VI que estaba acompañado de su hijo, el príncipe heredero Moulay Hassan, y el hermano del monarca, el príncipe Moulay Rachid.


Durante su estadía el Santo Padre se reunirá con el pueblo marroquí, las autoridades, los fieles de la Iglesia Católica en el país, los migrantes, con el consejo ecuménico de las iglesias y con imanes y predicadores musulmanes.

El avión que transportó al Santo Padre aterrizó en el aeropuerto internacional de Rabat ? Salé, a las 13, hora local y en el lugar se llevó a cabo el recibimiento oficial.

Bajo una ligera lluvia, el pontífice fue recibido por el Rey Mohamed VI y por dos niños vestidos con trajes tradicionales que le ofrecieron un ramo de flores. Después de saludar al arzobispo de Rabat, monseñor Cristóbal López Romero SDB el pontífice se dirigió al Salón Real del aeropuerto en donde le ofrecieron dátiles y leche de almendras en signo de hospitalidad y de acogida.

Seguidamente el pontífice se dirigió en papa móvil a la explanada de la Mezquita Hassan en donde se llevará a cabo la ceremonia de bienvenida.

Saludo a migrantes marroquíes
Antes de salir de Roma, el papa Francisco recibió en la Casa Santa Marta a un grupo de migrantes marroquíes hospedados en Italia por la Comunidad de San Egidio. Las dos familias fueron acompañadas por el limosnero pontificio, cardenal Konrad Krajewski. +