Martes 4 de octubre de 2022

El Papa firma en Loreto la exhortación postsinodal "Cristo Vive"

  • 25 de marzo, 2019
  • Loreto (Italia)
El papa Francisco se trasladó este lunes 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación del Señor, al santuario de la Virgen de Loreto. Después de rezar ante la imagen de la santísima Virgen María, el pontífice celebró una misa, durante la cual firmó la exhortación postsinodal del reciente Sínodo de los Obispos sobre el tema "los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional" realizado en el Vaticano del 3 al 28 de octubre de 2018.
Doná a AICA.org
El papa Francisco se trasladó este lunes 25 de marzo, solemnidad de la Anunciación del Señor, al santuario de la Virgen de Loreto. Después de rezar ante la imagen de la santísima Virgen María, el pontífice celebró una misa, durante la cual firmó la exhortación postsinodal del reciente Sínodo de los Obispos sobre el tema "los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional" realizado en el Vaticano del 3 al 28 de octubre de 2018.

El Santo Padre llegó al Centro juvenil "Juan Pablo II" de Montoroso, donde lo recibieron el arzobispo Prelado de Loreto, monseñor Fabio Dal Cin, y las autoridades locales, el pontífice se trasladó en automóvil hasta el Santuario.

Allí el pontífice rezó ante la imagen de la santísima Virgen antes de celebrar la misa. Durante 15 minutos, ante la imagen mariana, el papa Francisco se recogió en silenciosa oración.

El Papa no pronunció la homilía y algunas de sus palabras que introdujeron la Oración de los fieles fueron: "María es el arca de la nueva y eterna alianza: en ella se cumple el misterio del Hijo de Dios hecho hombre por obra del Espíritu Santo. Oremos al Señor con fe y humildad. Digamos juntos: Que tu palabra se cumpla en nosotros, Señor".

Inmediatamente después, siempre en la Santa Casa, sobre el altar frente a la imagen de la Virgen Negra de Loreto, el Papa firmó la exhortación apostólica postsinodal en forma de Carta a los Jóvenes, como conclusión del Sínodo celebrado en el Vaticano el pasado mes de octubre. "Vive Cristo, esperanza nuestra" es el título del texto original en español, que se publicará más adelante.

"Un acontecimiento histórico" -lo define Vatican Media- ya que se trata de la segunda vez que se firma una exhortación apostólica fuera del Vaticano. La primera ocurrió con san Juan Pablo II en 1995, cuando con ocasión de un viaje a África se dio a conocer la exhortación "Ecclesia in Africa". +