Miércoles 26 de enero de 2022

Card. Poli a los nuevos diáconos: "Cumplan de corazón la voluntad de Dios"

  • 19 de marzo, 2019
  • Buenos Aires (AICA)
El sábado 16 de marzo, en la fiesta del santo Cura Brochero, el cardenal Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, ordenó a nueve diáconos del seminario metropolitano Inmaculada Concepción, en la parroquia San Benito Abad, del barrio porteño de Belgrano. Los obispos de Buenos Aires acompañaron la celebración, junto con una multitud de sacerdotes y sus compañeros seminaristas.
Doná a AICA.org
El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli, ordenó diáconos a nueve seminaristas en camino al sacerdocio en la mañana del sábado 16 de marzo, en la parroquia San Benito Abad del barrio porteño de Belgrano, en presencia de sus familiares, amigos, y gran cantidad de fieles.

Se trata de Ignacio María Díaz, Oscar Gallegos Álvarez, Agustín López Solari, Santiago Obiglio, Federico Ortega, Adrián Ortigoza González, Patricio Hernán Ossoinak, Juan Martín Porres y Ramiro Terrones, que se forman al sacerdocio en el seminario metropolitano Inmaculada Concepción. Eligieron como lema de la ordenación diaconal "Servidores por amor de Jesús".

Participaron de la celebración los obispos auxiliares de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara, monseñor Alejandro Giorgi, monseñor José María Baliña, monseñor Ernesto Giobando SJ, monseñor Juan Carlos Ares, monseñor Joaquín Sucunza y monseñor Enrique Eguía Seguí; el rector del seminario, presbítero Julio Miranda, junto con una multitud de sacerdotes y los seminaristas de Buenos Aires.

Durante su homilía, el cardenal Poli mencionó las nuevas tareas que como diáconos les serán encomendadas: "Como ministros del altar, proclamarán el Evangelio, preparanrán el sacrificio de la Eucaristía y repartirán el cuerpo y la sangre del Señor a los fieles. Ejercerán su ministerio observando el celibato, que será para ustedes símbolo y estimulo del amor pastoral y fuente de fecundidad apostólica en el mundo".

[img]http://www.aica.org/subidas/5388.jpg[/img]

"De acuerdo con el mandato recibido del obispo, les competirá evangelizar a los que no creen y catequizar a los creyentes enseñando la sagrada doctrina. También podrán presidir las celebraciones litúrgicas, administrar el bautismo, bendecir los matrimonios, llevar el viático a los moribundos y presidir las exequias", completó.

"No se olviden de la inmensa alegría de servir a los pobres, a los enfermos -los más pobres entre los pobres- y a los pequeños. Así agradarán al Señor que anda entre ellos, porque ?No somos más que servidores de ustedes por amor de Jesús?", les dijo el cardenal Poli haciendo referencia al lema que los nuevos diáconos eligieron para su ordenación.

Luego les indicó: "En su condición de diáconos, cumplan de corazón la voluntad de Dios, sirviendo con amor y con alegría al Señor y a los hombres". "Que la fe sea el cimiento en el que se asiente la vida de ustedes y que su conducta sea intachable delante de Dios y de los hombres, como corresponde a quienes son ministros de Cristo y dispensadores de sus misterios".



"Nos llena de alegría que nueve jóvenes decidan seguir incondicionalmente a Jesús", expresó el cardenal Poli ante la multitud presente en la parroquia San Benito Abad. "Hoy los nombres de cada uno de ustedes le dan vida a aquel discípulo amado que siguió a Jesús al pie de la cruz", manifestó a los ordenados.

Al finalizar, pidió a la Virgen, "servidora del Señor, madre de los peregrinos y fiel discípula", que sea "consuelo en las pruebas y modelo constante en el servicio a los hermanos". Les aconsejó que "conserven el misterio de la fe con pureza de alma, y practiquen en su vida la palabra que anunciarán, para que el pueblo cristiano, vivificado por el Espíritu Santo, se convierta en una ofrenda pura y agradable a Dios, y ustedes puedan salir al encuentro del Señor para escuchar de sus labios: ?Diácono bueno y fiel, entra a participar del gozo de tu Señor?," concluyó.

[img]http://www.aica.org/subidas/5389.jpg[/img]

Los nuevos diáconos comenzarán su tarea pastoral en las parroquias San Ramón Nonato (Ignacio María Díaz), San Pablo Ápostol (Oscar Gallegos Álvarez), Cristo Obrero, en la Villa 31 de Retiro (Agustín López Solari), San Francisco Javier (Santiago Obiglio), Nuestra Señora de Balvanera (Federico Ortega), San Rafael Arcángel (Adrián Ortigoza González), Nuestra Señora de Luján Porteño (Patricio Hernán Ossoinak), Nuestra Señora de las Nieves (Juan Martín Porres) y Nuestra Señora de los Milagros de Caacupé, en la Villa 21 de Barracas (Ramiro Terrones).+