Jueves 9 de diciembre de 2021

Jesucristo, revelación de la palabra viviente de Dios

  • 30 de enero, 2019
  • Mar del Plata (Buenos Aires)
En su reflexión dominical del domingo 27 de enero, monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, dedicó sus tres puntitos sintetizados en tres palabras: Biblia, palabra y cuerpo. "Jesucristo es la revelación plena de la palabra viviente de Dios que nos habla en su Persona", aseguró el prelado.
Doná a AICA.org
Monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, definió sus tres puntitos del domingo 27 de enero sintetizados con tres palabras: Biblia, palabra y cuerpo.

La ?Biblia?: Palabra de Dios escrita
Monseñor Mestre destacó cómo las lecturas de ese domingo hacen referencia a "la Ley y a la lectura del Libro de la Ley que el pueblo sigue con atención"; es decir, que la Biblia ocupa "un lugar central" para los cristianos, porque "es el mismo Dios que habla a su pueblo a través del texto sagrado", explicó.



Jesucristo: ?Palabra? eterna de Dios
"El concepto de palabra de Dios no se reduce solo a la Biblia", mencionó monseñor Mestre, "Jesucristo es la revelación plena de la palabra viviente de Dios que nos habla en su persona", continuó. De este modo, Jesús, "el Ungido", "la Buena Noticia para los pobres", "el liberador de los cautivos y oprimidos", "la luz de los ciegos", "Él es la misma gracia de Dios", afirmó el prelado. Y describió esto como "la solidez de nuestra fe". Este concepto nos impide ser "la religión del libro", sino que, "Jesucristo es más que la misma materialidad del texto sagrado", aseguró.

En el ?cuerpo? todos son valorados
El obispo de Mar del Plata tomó la segunda lectura de San Pablo para describir el último punto. Resaltó cómo el apóstol utiliza doce veces la palabra "cuerpo", y trece "miembro". "Pablo toma la metáfora del cuerpo con sus diversos miembros y la aplica a Cristo y la comunidad cristiana", expresó, "todos los miembros son importantes y necesarios para la función que tienen que cumplir".

Las implicancias que de esto derivan generan en la comunidad "una suerte de interdependencia mutua y una gran armonía entre los fuertes y los débiles, los más visibles y los menos, los más importantes y los supuestamente menos destacados", mencionó monseñor Mestre. Asimismo, definió a la valoración como "camino seguro para llegar a la cultura del encuentro y la amistad social", recordando al papa Francisco.+