Martes 2 de marzo de 2021

Los policías renovaron su devoción a la Virgen de Itatí

  • 26 de abril, 2013
  • Goya (Corrientes) (AICA)
Los efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Corrientes compartieron con vecinos de la zona e invitados especiales una misa en la que honraron a Nuestra Señora de Itatí, patrona y comisaria general de esta fuerza de seguridad. El presbítero José Benítez, que celebró la misa, destacó en su homilía que ante Dios "los cristianos tenemos un mismo rango". "Todos somos hijos de un solo Padre, que nos entregó a su hijo Jesús y éste nos dio a su Madre como nuestra Madre", agregó. Asimismo, alentó a los servidores públicos a "confiar siempre en la Santísima Virgen, a ponerse en sus manos, invocando su protección".
Los efectivos de la Unidad Regional II de la Policía de Corrientes compartieron con vecinos de la zona e invitados especiales una misa en la que honraron a Nuestra Señora de Itatí, patrona y comisaria general de esta fuerza de seguridad.

La imagen peregrina de la Virgen de Itatí fue llevada hasta el destacamento por el presbítero José María Díaz, quien celebró la misa. La nutrida delegación que se reunió con motivo de la llegada de la imagen incluyó al comisario mayor Héctor Montiel, director de la Unidad Regional II de Goya; el segundo jefe comisario, inspector Hugo Valenzuela; el director de la escuela de suboficiales, comisario inspector Manuel Barrios, y los titulares de las diferentes comisarías y unidades especiales de esta ciudad.

El presbítero José Benítez, destacó en su homilía que "siempre es bueno ponerse en manos de la Madre", y recordó que ante Dios "los cristianos tenemos un mismo rango". "Todos somos hijos de un solo Padre, que nos entregó a su hijo Jesús y éste nos dio a su Madre como nuestra Madre", agregó.

El sacerdote invitó a seguir a Jesús y a su Madre María, y subrayó que la función del policía, si bien muchas veces no siempre es grata, es de suma importancia, puesto que deben "custodiar los bienes y vidas de la sociedad, asegurando el orden y la paz social".

El presbítero alentó a los servidores públicos a "confiar siempre en la Santísima Virgen, a ponerse en sus manos, invocando su protección", para que sea Ella "la que nos guíe con su Hijo Jesús" y para que en el accionar "obren con el justo equilibrio de justicia, sin excesos, con firmeza pero con respeto hacia la persona de los demás, con templanza y sabiduría".

Cada año, la imagen de la Virgen Peregrina sale desde la Jefatura de Policía, ubicada en la capital provincial, para recorrer todas las dependencias policiales del interior.+

Campaña Donación AICA