Miércoles 3 de marzo de 2021

Los jóvenes de Campana tuvieron su Misión de Navidad

  • 21 de enero, 2021
  • Campana (Buenos Aires) (AICA)
Los jóvenes de la parroquia catedral Santa Florentina, de Campana, tuvieron su Misión de Navidad en el barrio Lubo, de esa ciudad.

Desde hace varios años, los jóvenes de la catedral Santa Florentina, de la diócesis de Zárate-Campana, realizan la misión de verano en parroquias de localidades como Zárate, Cardales y Matheu. Este año, el contexto generado por la pandemia hizo que debieran rever el lugar y el modo de actuar entre ellos y con la comunidad donde se iba a realizar la misión.

Con todos los cuidados que exigen los protocolos vigentes, la Misión de Navidad se realizó en el barrio Lubo, de Campana, del 26 al 30 de diciembre de 2020, bajo la protección de San Juan Bosco y María Auxiliadora. 

Durante esos días, los jóvenes salían en pequeños grupos desde la capilla y el oratorio, no sólo para llevar la palabra viva de Jesús, sino también escuchar con un corazón compasivo y humilde a los vecinos del barrio. Los mayores, por su condición de grupo de riesgo, los acompañaban con las oraciones y pedidos de intercesión y protección. El cierre de cada jornada se efectuaba en el patio anexo a la Capilla San Juan Bosco donde se celebraba la Santa Misa con la asistencia de los jóvenes y otros miembros de la comunidad.

El 29 de diciembre por la tarde, se realizó una caminata por las calles del barrio con la imagen de María Auxiliadora. Mientras los jóvenes iban coreando canciones de alabanzas, los sacerdotes bendecían a las familias que saludaban a la Virgen desde la puerta de sus casas.

La misa de cierre de la misión fue concelebrada por los presbíteros Fernando Crevatin y Hernán Chaves. En su homilía, el padre Fernando destacó: “Para los que creemos en Jesús, celebrar la Navidad significa mirar a los costados y encontrar a los hermanos que son nuestro vínculo con Dios. Este es el gran misterio de la Navidad”.

Campaña Donación AICA

“Esta Navidad nos ayudó a fortalecer vínculos y a superar broncas y enemistades. A expresar nuestra fe en Dios, amando a nuestro hermano”, añadió.

La capilla estuvo un tiempo cerrada por la pandemia, pero la comunidad viva y movilizada por el Espíritu Santo, salió al encuentro del prójimo.

Miembros de la comunidad de la capilla de San Juan Bosco agradecieron profundamente “la oración por la Misión de Navidad, también por hacer posible que el oratorio María Auxiliadora sea un espacio de servicio, no sólo para dar un alimento, sino también una palabra, un gesto, una sonrisa".

Agradecieron también a los jóvenes, a los exploradores y los padres Fernando y Hernán “por tanta entrega, alegría y servicio”.+