Viernes 5 de marzo de 2021

El Vaticano pide a la OSCE una mayor atención a la lucha contra la corrupción

  • 16 de junio, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
La delegación de la Santa Sede ante la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) pidió una mayor atención a la lucha contra la corrupción" en el contexto de la pandemia.

“La emergencia mundial del Covid-19, además de ser un desafío para toda la comunidad internacional puede brindar una verdadera oportunidad para buscar soluciones nuevas e innovadoras para combatir la corrupción", así lo manifestó la delegación de la Santa Sede ante la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) durante la videoconferencia preparatoria para el 28º Foro Económico y Medioambiental de la OSCE en Austria, que tocará el tema de la prevención y combate a la corrupción a través de la innovación, una mayor transparencia y digitalización.

En un comunicado emitido ayer por la Misión Permanente de la Santa Sede ante las Organizaciones Internacionales en Viena, el Vaticano agradeció a la presidencia de la OSCE de Albania y a la Oficina de Coordinación de las Actividades Económicas y Ambientales, por los esfuerzos para realizar la reunión, a pesar de los desafíos que plantea la pandemia.

La Santa Sede indicó que el impacto del coronavirus ha cambiado aspectos de la vida cotidiana a “nivel personal, nacional e internacional”, y generó una mayor atención a la lucha contra la corrupción.

El Vaticano señaló que la corrupción es “una de las heridas más lacerantes del tejido social”, que perjudica la ética y la economía de la sociedad a través de la ilusión de ganancias “rápidas y fáciles” que perjudican a los ciudadanos en general.

La corrupción “perjudica a todos, socava la confianza, eclipsa la transparencia y lleva a dudar de la confiabilidad misma de todo el sistema legal y social”, agregó.

Campaña Donación AICA

La Santa Sede citó las palabras del papa Francisco, que señala que “la sociedad en su conjunto está llamada a comprometerse concretamente a combatir el cáncer de la corrupción en sus diversas formas”.

Además, indicó que el Estado tiene “el deber de operar con transparencia y honestidad” para fortalecer la confianza entre ciudadanos e instituciones, y sancionar el uso irresponsable del bien común.

“El bien común constituye un recurso que debe protegerse en beneficio de todos, especialmente de los más pobres, y ante su uso irresponsable, el Estado debe desempeñar una función de supervisión indispensable y sancionar debidamente la conducta ilegal”, agregó.

Asimismo, la Santa Sede resaltó que por la lucha contra la crisis de salud actual y la prioridad de responder ante el avance del Covid-19, puede brindar una oportunidad para buscar “soluciones nuevas e innovadoras”, que no sean politizadas o parciales, para combatir la corrupción y “busquen el bien común y el desarrollo humano integral de todos”.

Agradecemos “a los organizadores por sus esfuerzos y espera debates exhaustivos e interesantes en las próximas sesiones de trabajo”, concluyó.+