Miércoles 3 de marzo de 2021

Añatuya celebró el 25 aniversario de Mons. Gottau

  • 2 de mayo, 2019
  • Añatuya (Santiago del Estero) (AICA)
La diócesis de Añatuya celebró el 25 aniversario del fallecimiento de su primer obispo, monseñor Jorge Gottau, en la semana de la Octava de Pascua. Se recordó la educación, la catequesis, la evangelización, los chicos especiales, el amor por los pobres y la misión. El domingo 28, el vicario general de la diócesis, presbítero Guillermo Burdet, celebró la misa central en presencia de gran cantidad de fieles.
Durante los días de la Octava de Pascua, la diócesis de Añatuya, ha recordado a monseñor Jorge Gottau, a 25 años de su partida a la Casa del Padre. Se realizó una "memoria agradecida" de la vida del prelado, recorriendo las distintas personas y realidades que le tocó pastorear durante 31 años, como primer obispo de esa diócesis.

El lunes 22 de abril comenzó con la participación de chicos y chicas especiales, escuchando testimonios y rezando por los que están dedicados a su cuidado y promoción, tanto en el Hogarcito San Vicente, la Escuela especial Santa Margarita, y en las dos comunidades de las Hermanas de la Cruz.

El día martes, dieron testimonio quienes están vinculados a la cultura y la educación. Escuelas primarias, secundarias y profesorados, el Centro Cultural monseñor Gottau y Radio Solidaridad, emisora del obispado de Añatuya.

[img]http://www.aica.org/subidas/5733.jpg[/img]

Asimismo, el miércoles 24, día de su 25 aniversario del paso a la eternidad, en la misa se recordó su vida y ministerio apostólico, junto con el de tantos colaboradores suyos llamados a misionar en la diócesis de Añatuya.

Luego, el jueves 25, la memoria agradecida se centró en su amor a los pobres y excluidos, la promoción evangélica a través de las Caritas y Más por Menos; el viernes 26, se hizo alusión a los talleres para la dignificación y capacitación de la mujer.



Mientras que, el sábado 27, se centró en el amor por la evangelización, recordando la importancia que monseñor Gottau le dio a la catequesis en los 68.000 km2 de la diócesis, a los movimientos apostólicos, a las misiones populares en parroquias y parajes, con misioneros venidos de distintas congregaciones y lugares del país.

Finalmente, el domingo 28, se celebró la misa central, presidida por el vicario general de la diócesis, presbítero Guillermo Burdet, y concelebrada por varios sacerdotes diocesanos, con presencia de gran cantidad de fieles. Se renovó el compromiso diocesano de continuar con la obra que monseñor Gottau dejó.

[img]http://www.aica.org/subidas/5734.jpg[/img]

Durante la homilía, el sacerdote se refirió al Evangelio del domingo: la fe de los Apóstoles, especialmente la de Tomás, "una fe que se apoya en la experiencia del encuentro con Jesús Resucitado, y que los lanzó a realizar semejante transformación del mundo en todas las latitudes de la tierra, y hasta el fin de los tiempos", manifestó.

Más información en: https://www.facebook.com/gottau/.+

Campaña Donación AICA